NFL: KANSAS CITY BUSCA GANAR SU SEGUNDO ANILLO CONSECUTIVO

Por: Matias Miano

Kansas City no tuvo piedad con Buffalo y lo venció por 38 a 24 y avanzó por segundo año consecutivo al Super Bowl. Los locales aprovecharon su potencia ofensiva en series consecutivas al inicio del segundo período para sacar una diferencia que no fue posible de achicar.

El encuentro comenzó con un comienzo errático de los locales; luego de una patada de despeje, el receptor dejó caer el balón y fue capturado por los Bills en zona roja. Josh Allen dio un pase corto y consiguió una anotación para ponerse en el marcador 9 a 0 a falta de 6 minutos para la finalización del primer cuarto.

Los Chiefs acusaron recibo en el segundo cuarto y arrasaron con su potencia ofensiva; tres series consecutivas convirtiendo anotaciones con un gran Patrick Mahomes comandando los ataques locales. La visita solo dispuso de una única chance de achicar el marcador al final del primer tiempo, pero no lograron pasar la férrea defensa de los Jefes y se tuvieron que conformar con un gol de campo. Se fueron al entretiempo con una victoria parcial de 21 a 12 para Kansas City.

El tercer cuarto fue una continuidad del período anterior: nuevamente cambiaron por gol de campo y anotación sus dos series, y apoyándose en su pack defensivo, impidieron que la visita achique el margen obtenido previamente y fueron al último cuarto con una diferencia de 16 puntos (31 a 15).

Kansas iba a definir el pleito en los primeros minutos del último cuarto; Josh Allen fue interceptado y Patrick Mahomes (¿MVP de la liga?) entregó un nuevo pase de anotación para sentenciar el encuentro por 38 a 15 a falta de 7 minutos. Los Bills tenían poco tiempo en el marcador para intentar la heroica; solo les alcanzó para convertir un pase de anotación y un gol de campo.

La joven promesa y quien tiene todos los números para ser el nuevo líder de la NFL se va a enfrentar al mejor jugador de la historia, en un duelo no apto para cardíacos.