NEW YORK KNICKS 119 – GOLDEN STATE WARRIORS 104: SI NO TE PUEDEN ANOTAR, NO TE PUEDEN GANAR

Por: Básquet VD

Por: Gianfranco Toffoletto | @GianToffoletto

Los New York Knicks se llevaron la victoria ante los Golden State Warriors por 119 a 104. La gran defensa del equipo de Tom Thibodeau fue la clave para que sumen su tercer triunfo consecutivo. Los 28 puntos de RJ Barrett en el partido son la máxima de su carrera.

Los primeros minutos tuvieron a los neoyorquinos en ventaja. RJ Barrett y Reggie Bullock fueron los referentes en ofesiva, y en defensa el mensaje fue claro, que no tire Stephen Curry. La presión sobre el base liberó a sus compañeros para que ellos tengan vía libre para lanzar, pero fallaron la mayor parte de los intentos. Los triples de Bullock y los ataques al aro de Barrett le dieron a los Knicks una diferencia de 10. Con el paso de los minutos, el ataque de Golden State empezó a tomar ritmo y a achicar la brecha. Los visitantes ajustaron la defensa y forzaron varias perdidas de sus rivales. Barrett siguió con su buena producción para volver a estirar a 11. Sobre el final, Curry calentó la mano. El base encestó tres triples con los que dejó a su equipo abajo por cuatro. La respuesta de los Knicks llegó en manos de su base, Elfrid Payton. El nacido en Louisiana atacó el aro y, desde la línea de tiros libres, estiró la brecha a nueve al cierre del primer cuarto.

En el segundo período, las rotaciones beneficiaron a los locales. Más que las rotaciones, Eric Paschall fue quien devolvió a los Warriors al partido. El ala pivot fue el único de su equipo en anotar en los primeros seis minutos. El reingreso de los quintetos titulares a la duela mantuvo el parcial favorable de Golden State. Andrew Wiggins y Curry sumaron en la pintura para igualar el partido en 55. Julius Randle comandó un parcial de 8-2 con el que los Knicks se fueron a los vestuarios arriba por seis. Draymond Green fue expulsado sobre el final de la primera mitad por doble falta técnica.

En el inicio de la segunda parte, se mantuvo una paridad que beneficio a los Knicks. Sin Green, la defensa interior de los Warriors se debilitó, y los visitantes sacaron provecho con Mitchell Robinson y Barrett. El dúo de New York se combinó para volver a estirar a una ventaja de doble dígito. El conjunto de La Bahía fue malo en defensa y, en ataque, no encontraron buenos tiros y perdieron mucho el balón. La desesperación, la falta de comunicación y las malas decisiones llevaron a que el aro de los Warriors se termine de abrir. Mitchell continuó castigando la pintura de los locales a puro alley-oop. Sobre el final, Alec Burks se encargó de aumentar la ventaja a 13.

La desesperación y la frustración de los Warriors se reflejó en el inicio del último cuarto. En sólo 45 segundos le pitaron cuatro faltas personales y una falta técnica. Con las rotaciones en cancha, los Knicks sacaron la máxima del partido (19). A mitad del período, Curry reingresó a la duela. A pesar de la gran diferencia, el base lideró la ofensiva de su equipo para achicar a 12. La remontada no duró mucho, Robinson siguió aprovechando los huecos en la pintura de los Warriors para volver a estirar. En los últimos minutos, ambos mandaron a las bancas a la cancha y fueron ellos quienes terminaron el partido.

RJ Barrett fue el máximo anotador en los Knicks con 28 puntos, seguido por Mitchell Robinson con 18. Stephen Curry volvió a liderar a los Warriors con 30 unidades, junto a Andrew Wiggins con 17.

SÍNTESIS:

NEW YORK KNICKS (119): Elfrid Payton 15, Reggie Bullock 12, RJ Barrett 28, Julius Randle 16, Mitchell Robinson 18 (FI); Nerlens Noel 6, Alec Burks 11, Kevin Knox II 3, Obi Toppin 5, Immanuel Quickley 5; Ignas Brazdeikis, Taj Gibson, Jared Harper, Theo Pinson y Dennis Smith Jr. no jugaron. Entrenador: Tom Thibodeau.

GOLDEN STATE WARRIORS (104): Stephen Curry 30, Andrew Wiggins 17, Kelly Oubre Jr. 7, Draymond Green 3, James Wiseman15 (FI); Kevon Looney 3, Kent Bazemore 8, Damion Lee 0, Jordan Poole 1, Eric Paschall 12, Brad Wanamaker 4, Nico Mannion 1, Mychal Mulder 3. Entrenador: Steve Kerr.

Parciales: 40-31, 23-26 (63-57); 26-19 (89-76), 30-28 (119-104).

Árbitros: Ben Taylor – Dedric Taylor – John Butler.

Estadio: Chase Center (San Francisco, California, Estados Unidos).