NEW ORLEANS PELICANS 118 – UTAH JAZZ 129: LA SÉPTIMA NO ES LA VENCIDA

Por: Básquet VD

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

Siete victorias al hilo llevan los Jazz, en esta ocasión, vencieron 129-118 a Pelicans. La figura fue Donovan Mitchell con 36 puntos.

Dos realidades diferentes se vieron las caras. Por un lado, los dueños de casa gozaban de un buen andar con seis victorias consecutivas y qué mejor mantener ese buen nivel en casa. Los dirigidos por Van Gundy vienen de conseguir una sola victoria en los últimos cinco juegos y necesitaban estabilizar el barco de una buena vez. Hace 48 horas atrás, se vieron las caras y la victoria fue para los Jazz por 118-102… ¿Repetirán?

Inicio parejo y frenético. Los dueños de casa marcaron la cancha con Donovan Mitchell siendo el más efectivo de los suyos marcando 13 de los primeros 15. Por su parte, el goleo de los Pelicans se dividió más, pero tuvieron a Steven Adams como faro ofensivo y buscó opciones con Zion Williamson y Brandon Ingram. Sin embargo, con el correr de los minutos y con el juego parejo, Ingram se hizo cargo y encendió su mano en los tiros externos para que su equipo empiece a tomar la ventaja. Los Pelicans estuvieron más sólidos en defensa para buscar la salida rápida. Entre Jordan Clarckson y JJ Redick intercambiaron un toma y dame de triples. Un buen cierre de la banca visitante los dejó arriba por 43-31.

En el cuarto contiguo, la visita trató de estar más cerca del lanzador, pero le fue inútil. Con dos triples consecutivos y una canasta de Rudy Gobert, les achicaron la diferencia a 8 (42-50). El buen momento del Jazz se sostuvo con las intervenciones de Georges Niang, Mike Conley y Clarckson para ponerse a tiro. Sólidos en defensa y efectivos en aro contrario. Fueron al palo por palo, a prueba y error, pero el Jazz sacó chapa con Conley y Mitchell para quedarse con el cuarto por 39-26 e irse al descanso largo arriba por 70-69.

La vuelta al campo encontró a dos equipos que salieron con todo al parquet. Fue un intercambio de puntos y que, con mini rachas, se fueron prestando el mando del marcador. Lonzo Ball junto a Williamson tiraron para la visita, pero se encontraron con el tridente Mitchell-Conley-Gobert que respondieron con creces. El Jazz jugó todo el tiempo con el nerviosismo visitante, por un lado porque se escapaban y porque la naranja no les entró en momentos claves. Aparecieron actores de reparto, como Royce O’Neale o Derrick Favors, que dieron una mano para sacar una racha de 21-2 (96-80). Para colmo, la noche se volvió más negra para los Pelicans. A los errores defensivos se le sumó que su coach, Van Gundy le pitaron dos técnicas y dejó el campo y un equipo desolado dentro y fuera del rectángulo. Así, el Jazz entró al último cuarto arriba por 100-92.

Este acto final no pudo desentonar. Los arranques son atractivos, en el nudo uno sobrepasa al rival y en el desenlace, todo se acomoda. En Pelicans, se mantuvo activo Williamson junto a Alexander-Walker y Redick, mientras que en los locales, Clarkson, Joe Ingles y Conley dieron lo suyo. Con un buen parcial de 8-0, los dueños de casa volvieron a tomar una ventaja de 15 (115-100) a falta de 8 minutos. Fueron al golpe por golpe pero los dueños de casa mantuvieron la ventaja. Así, el Jazz se llevó la séptima victoria consecutiva, esta vez por 129 a 118.

SÍNTESIS:

NEW ORLEANS PELICANS  (118): Lonzo Ball 14, Eric Bledsoe 8, Brandon Ingram 23, Zion Williamson 27, Steven Adams 8 (FI); Josh Hart 7, Nickeil Alexander-Walker 11, JJ Redick 11, Jaxson Hayes 3, Willy Hernangómez 2, Kira Lewis Jrs 0, Naji Marshall 1, Nicolo Melli 0, Sindarius Thornwell 3; Wenyen Gabriel no jugó.  Entrenador: Stan Van Gundy.

UTAH JAZZ (129): Mike Conley 20, Donovan Mitchell 36, Royce O’Neale 5, Bojan Bogdanovic 16, Rudy Gobert 12(FI); Joe Ingles 8, Derrick Favors 5, Jordan Clarckson 19, Georges Niang 8, Udoka Azubuike 0, Shaquille Harrison 0, Juwan Morgan 0, Miye Oni 0. Entrenador: Quin Snyder.

Parciales: 43-31, 26-39 (69-70); 23-30 (92-100), 26-29 (118-129).

Árbitros: Tony Brown – Tyler Ford – Evan Scott.

Estadio: Vivint Arena (Salt Lake City, Utah, Estados Unidos).