HANDBALL: UN TRIUNFO QUE ALIMENTA EL SUEÑO DE LOS GLADIADORES

📸 handballegypt2021.com

Por: Javier Dispaldro

Con un Federico Pizarro intratable y una gran defensa, Argentina venció a Japón 28 a 24 en el inicio de la Main Round del 27º Campeonato Mundial que se disputa en Egipto. El próximo sábado jugará ante Croacia y un resultado positivo puede dejar a Los Gladiadores en el umbral de los cuartos de final del certamen.

Arrancando su participación en la segunda fase de la Copa del Mundo, Argentina enfrentó a Japón en un duelo clave para las aspiraciones albicelestes de conseguir el objetivo de alcanzar por primera en la historia los cuartos de final. Arrastrando dos puntos de la primera ronda, producto del triunfo ante Bahréin, los dirigidos por Manolo Cadenas necesitaban una buena producción ante los nipones que llegaban a este encuentro obteniendo un gran empate frente a Croacia y casi treinta goles de promedio por presentación.

Una de las claves de la contienda consistía en mantener una defensa concentrada en todo momento debido al poder de gol que demostraron los asiáticos en los partidos previos, y por otro lado, elevar su porcentaje de efectividad en el arco contrario. Con conquistas de Federico Pizarro y Lucas Moscariello, los argentinos se pusieron 6-2 al frente, aunque en una ráfaga, Japón achicó a uno la diferencia.

A mitad de la primera batería, con un golazo de Diego Simonet y una corrida de Santiago Baronetto, Argentina se puso 9-6 y entró al último tercio del período ganando 12-7 luego de otras dos anotaciones del Federico Pizarro. Un par de ataques fallados desde los extremos le dieron a los asiáticos la posibilidad de descontar, pero nuevamente apareció Federico Pizarro para anotar su noveno gol de la etapa y con otro de Lucas Moscariello sobre la bocina, Los Gladiadores se fueron al descanso por 17-13 arriba.

Tres dianas seguidas en el reinicio del juego pusieron el score en 20-13 para el conjunto nacional y una ventaja que supo administrar en el resto del encuentro. Cada vez que Japón esbozó una reacción, respondieron los dirigidos por Manolo Cadenas, y en un segmento de sequía en ofensiva, apareció Leonel Maciel para clausurar el arco propio, permitiéndole a Argentina entrar con una distancia de seis al último cuarto de hora.

Con diez minutos por delante, la conversión de Santiago Baronetto que ponía el 25-18 en la chapa parecía sentenciar el destino del duelo, sin embargo, el dramatismo dijo presente por unos instantes luego de tres tantos japoneses en fila y los argentinos con un hombre menos por la exclusión por dos minutos de su goleador.

Cuando las “papas quemaban” apareció el Diego Simonet, el as bajo la manga que tiene el equipo albiceleste que sacó un lanzamiento desde nueve metros para poner el 26-21 en el tablero y darle al equipo la tranquilidad necesaria para transitar el tramo final de un partido que se cerró en 28-24 con el quinto tanto de Lucas Moscariello.

Con este triunfo, Argentina se ubica tercera en el Grupo II de la Main Round, a dos puntos de Dinamarca y a uno de Croacia, en consecuencia, el duelo del próximo sábado ante los balcánicos pasa a ser trascendental y, para conservar las chances intactas de acceder por primera vez a los cuartos de final del Campeonato del Mundo, es necesario conseguir al menos un empate en ese duelo.

La ilusión está más viva que nunca, es innegable que es no será nada sencillo, porque además después viene el durísimo Qatar, pero tampoco es una utopía. Este equipo de Gladiadores esta sediento de gloria y no hay espacio para no asegurar que dejarán hasta la última gota de sudor para seguir haciendo historia.