PLATENSE 88 – BAHÍA BASKET (BAHÍA BLANCA) 71: TUVO MÁS TALLA Y LO PASÓ POR ARRIBA

Por: Básquet VD

Por: Marcelo Faró | @marce_faro

Los dirigidos por el Cholo Vázquez estiraron su buena racha y golearon a los pibes bahienses. Aprea y Copes con 19 puntos y Ruesga con 23, los goleadores de ambos equipos. 

Al inicio de temporada, se los imaginaba más cerca en la tabla. Si bien tienen diferentes recursos, las expectativas para esta competencia y el posicionamiento que se les pronosticaba, eran similares. Pero hoy, uno tiene el rumbo claro y atraviesa su mejor momento de la temporada, mientras que el otro no encuentra el camino y sufre una seguidilla de derrotas que se parece bastante a una pesadilla. 

Los rivales de Bahía saben que al plantel de pibes le faltan kilos y talla, y lo aprovechan sin dudar. Hoy fue el turno de Julian Aprea, y el experimentado pivot se hizo un pic nic en la pintura, logrando puntos, rebotes ofensivos (bajó 6 de los 15 que tomó su equipo en el tablero ajeno) y liberando a sus compañeros para que tomasen tiros sin marca. 

El primer cuarto fue bastante errático en ambos costados, con dificultades en la conducción y fallando bastante en el tiro externo. Si bien el Calamar  siempre estuvo arriba, la visita pudo arrimar en un cierre lleno de errores, pelotas divididas y forcejeos en el piso que dejaron la placa con un escaso 16 a 15. 

En Platense, fue muy bueno el ingreso de Federico Copes desde la banca, aportando variedad en el goleo. Así se escapó 32 a 22, en el comienzo del segundo segmento, aprovechando las enormes facilidades que encontraba en ataque y con su rival errando muchos tiros, sin encontrar variantes ofensivas en cancha o desde la banca. Si bien, una racha lo acercó a una posesión, otra vez (una constante en su temporada) los pecados de juventud, las malas decisiones y los errores de manejo le impidieron revertir el partido y, en un par de jugadas, Platense se le escapó nuevamente. Golpe psicológico y cierre del primer tiempo 43 a 34 arriba. 

El tercer cuarto fue el decisivo y donde se resolvió el partido. Lugli y Vázquez se sumaron al concierto y, con el juego interior de Aprea y los tiradores liberados por los doblajes bahienses que no surtían efecto, el marrón fue estirando la ventaja a placer y cerró ese parcial con una ventaja lapidaria: 71 a 46. 

Ya no había partido y los 10 minutos finales sirvieron para que Bahía achique el tanteador gracias a un partido enorme de Fausto Ruesga y algo de Federico Elías, para terminar con una nueva derrota amplia, esta vez de 88 a 71 que lo mantiene hundido en el fondo de la tabla y con una crisis de confianza que parece contradecir esa idea de desarrollo que impulsa el proyecto deportivo de la institución. Hoy se traduce en el parquet en jugadores que no pueden encontrar el mejor nivel ni expresar, en algunos casos, el gran potencial que tienen. 

Para Platense, la ratificación de que el rumbo es el correcto, encontrando la táctica apropiada para enfrentar y vencer con sus armas a muchos rivales encumbrados. Los de Vázquez ya no sorprenden pero siguen creciendo, con el oficio de muchos protagonistas y buen goleo distribuido entre varias manos. 

Mañana se enfrentará a Hispano Americano, desde las 21.30, buscando mantener la racha positiva. Para Bahía Basket, el choque será nada menos que contra San Lorenzo, a partir de las 19. 

PLATENSE (88): Facundo Vázquez 13, Alejo Montes 8, Lucas Goldenberg 6, Sebastián Morales 2, Julián Aprea 19 (FI); Andrés Lugli 11, Matías Bernardini 5, Alejandro Pappalardi 5, Facundo Copez 19, Bautista Menna 0; Galo Terrera y Phillip Lockett no ingresaron. Entrenador: Alejandro Vázquez. 

BAHÍA BASKET (71): Caio Pacheco de Souza 5, Federico Elías 15, Juan Marini 0, Fausto Ruesga 23, Valentín Simondi 3 (FI); Ezequiel Paz 6, Gabriel Novaes 8,  Facundo Tolosa 9, Alejo Azpilicueta 0, Bautista Lugarini 2, Valentín Simondi 3, Federico Aranda 0; Valentín Forestier no ingresó. Entrenadora: Laura Cors.  

Parciales: 16-15, 27-19 (43-34); 28-12 (71-46), 17-25 (88-71).

Árbitros: Daniel Rodrigo – Gustavo D’Anna – Gonzalo Delsart.

Estadio: Héctor Etchart (CABA).