ATLANTA 2 (4) – SAN MARTÍN (TUCUMÁN) 2 (1): BRAVO, BRAVÍSIMO RAGO

Gentileza: @atlantaoficial

Por: Lautaro Castiglioni

Atlanta consiguió avanzar con éxito en esta primera instancia de Reducido quitándose a un pesado como San Martín de Tucumán. Tras igualar en dos durante los 90 minutos, con goles de Ricardo Noir y Alberto Costa en los tucumanos y Milton Giménez y  Julián Marcioni en los de Villa Crespo, el Bohemio se impuso por 4-1 en los penales con una soberbia labor de Juan Rago.

Uno de los duelos más atrapantes que entregaba la primera ronda de Reducido por el segundo ascenso era el que protagonizaban San Martín de Tucumán y Atlanta en Río Cuarto. Los dos que fueron líderes en el campeonato regular y tuvieran flojas actuaciones post-pandemia se cruzaban en un cotejo donde sólo uno lograría avanzar.

Durante la primera parte el juego fue parejo. La pelota se repartió de un lado a otro y ninguno logró imponer sus condiciones. Atlanta utilizó la larga distancia como vía de ofensiva pero careció de puntería mientras que Juan Rago fue un espectador dentro del campo de juego.

Todo cambiaría en el complemento dado que, a los 3 minutos, Ricardo Noir capitalizó un centro bajo desde la izquierda y la empujó a la red para el 1-0. Sin embargo, siete minutos después, el Bohemio pondría las cosas como al principio con un tiro penal sancionado por el árbitro Adrián Franklin y cambiado por gol por Milton Giménez, ejecutando alto hacia la derecha para el 1-1.

San Martín volvería a ponerse al frente en el marcador cuando un error en la salida de Rago, a los 24 minutos, le permitió a Alberto Costa definir de estupenda manera desde lejos y clavar la pelota dentro del arco para el 2-1 de los tucumanos. Ya habría tiempo para que el arquero enmiende su fallo.

En el tiempo restante, Atlanta se volcó a campo contrario y creó ocasiones para llegar a la igualdad aunque no podía con la resistencia de Ignacio Arce. Hasta que, sobre los 45 minutos, Julián Marcioni encontró un centro desde la izquierda y remató para el 2-2 que forzaba los penales.

Los dirigidos por Sebastián Cassano comenzaron con las ejecuciones, teniendo de encargado a Giménez, quien repetiría lo hecho en el partido para el 1-0. Llegaría el turno de Tino Costa y Rago se lo rechazaría. Leonardo Marinucci fue fuerte al medio y logró el 2-0. Lucas Diarte achicaría con un zurdazo cruzado.  Nicolás Previtali se encargó de poner el 3-1 y Rago de evitar el de Ramiro Costa, dejando la serie a merced de los suyos.

Del cuarto penal se haría cargo Marcioni, tirando hacia su derecha mientras Arce volaba al otro palo para ponerle punto final a la llave con marcador de 4-1 y meter a Atlanta en la siguiente instancia del Reducido donde deberá medirse ante Ferro.