NBA: MEJOR QUEDARNOS CON LO BUENO

Gentileza Garrett Ellwood para Getty Images | @GettyImages

Por: Básquet VD

Por: Gianfranco Toffoletto | @GianToffoletto

Facundo Campazzo ingresó en la derrota de los Denver Nuggets ante los Utah Jazz por 109 a 105. El cordobés tuvo una destacada primera mitad, y la segunda fue floja. Jugó 11 minutos, donde anotó 5 puntos, bajó un rebote y dio dos asistencias.

La primera entrada de Facu fue a falta de 35 segundos para el final del cuarto inicial, y con Denver abajó por dos. El base no pudo entrar en contacto con la pelota, sólo cumplió un rol defensivo sobre Mike Conley.

El segundo período fue el más destacado de Campazzo. En el inicio, aprovechó la cortina de Isaiah Hartenstein para anotar un tiro a media distancia sobre Conley. En el apartado defensivo no tuvo su mejor día. Sufrió los ataques de Conley, y en cuanto a las rotaciones, no fueron buenas. A pesar de eso, el cordobés volvió a brillar en ataque. Una buena jugada colectiva de los Nuggets terminó con un triple del argentino desde la esquina derecha, su lugar favorito. En la siguiente jugada, fue más rápido que los defensores para tomar un rebote ofensivo y dejar a Monte Morris solo para el triple, el cual falló. Al momento de su salida, su equipo estaba abajo por seis.

Su reingreso fue en la segunda mitad, a falta de 2:29 para que termine el tercer cuarto. En ese tiempo, Campazzo tuvo su mejor momento asistidor. Combinó con Nikola Jokic en el pick and pop, para que el serbio anote un doble y un triple con pases de Facu. Desde ese momento, empezó el declive del argentino.

En el último cuarto, cometió cuatro faltas consecutivas en sólo tres minutos. Eso, sumado a la personal en el final del período anterior, dejó al base con cinco personales, por lo que Michael Malone lo mandó al banco y no volvió a entrar. Al momento de la salida de Campazzo, los Nuggets estaban arriba por seis.