ESTUDIANTES (RÍO CUARTO) 1 (3) – SARMIENTO 1 (4): UN VERDE DE PRIMERA

Por: Lautaro Castiglioni

¡Al fin se le dio a Sarmiento! Tras perder tres finales de manera consecutiva, el Verde consiguió su ansiado ascenso a la Primera División. Luego de igualar en uno ante Estudiantes de Río Cuarto en la final, los de Mario Sciacqua estuvieron más certeros desde los 12 pasos y lograron el retorno a la élite.

Momento de definición para la Primera Nacional. Estudiantes de Río Cuarto y Sarmiento de Junin se veían las caras en la casa de Instituto para disputar la final que otorgaba un pasaje directo a la Liga Profesional. Habiéndose quedado con las Zonas Campeonato, el Celeste quería llegar a Primera por primera vez en su historia mientras que el Verde buscaba el retorno luego de cuatro temporadas.

Desde el comienzo, el elenco de Sergio Vázquez salió con determinación a campo contrario buscando pegar primero. No habían transcurrido 10 segundos que Estudiantes ya había avisado con un remate de Nahuel Cainelli que salvaba Federico Mancinelli. El siguiente ataque de claridad tendría lugar sobre los 10 minutos con un disparo cruzado de Maximiliano Comba que pasaría muy cerca.

Cuando el reloj marcaba 20 minutos, el Celeste encontraría la justa ventaja en el marcador: Lucas Suárez llegó hasta el fondo por izquierda y colocó un centro bajo y preciso para que Bruno Sepúlveda tire de primera, derrote a Manuel Vicentini y cante el 1-0 para los suyos.

Lejos de relajarse, los cordobeses continuaron monopolizando el juego y atacando constantemente en busca de una mayor diferencia. Lo tuvo Ibrahim Hesar con un centro que se cerró y llegó a despejar Vicentini. También Sepúlveda con dos grandes cabezazos que generaron mejores intervenciones del golero contrario.

Sarmiento la pasaba muy mal y no encontraba los caminos. Sin embargo, a los 38 minutos, un error en la salida de Sepúlveda le entregó el balón a Claudio Pombo para que éste gire sobre su eje y saque un tiro colocado que no podría despejar Luis Ardente, inflando la red para el 1-1 con el que terminaría la primera parte.

Ya en el complemento, el conjunto de Junin vería sus mejores minutos creando múltiples situaciones como un tiro de Gabriel Graciani salvado por Luis Ardente; un disparo cruzado de Sergio Quiroga que pasaría junto a un palo; y un cabezazo de Jonathan Torres que hizo lucir al arquero rival. Pero pronto equipararía el trámite Estudiantes, tornado el juego friccionado, cerrado y sin un dominador.

A falta de 10 minutos para el final, los de Vázquez se quedarían con un hombre de menos debido a la doble amonestación sufrida por Lucas Suárez al cometer una falta, dejando a los suyos con 10. De esta falta llegaría un cabezazo de Quiroga que rebotaría en el travesaño y luego, tras despeje de la defensa, una infracción cometida por Martín García, corriendo con el mismo destino de segunda amarilla y roja.

En el final del encuentro, el León de Río Cuarto dispondría de dos situaciones más, siendo la primera una volea que saldría ancha de Maximiliano Padilla  y un disparo de Yair Arismendi que contendría Vicentini. El juez Fernando Rapallini marcó el final, la paridad no se rompió y los penales tuvieron lugar.

Sarmiento fue el primero en ejecutar por intermedio de Torres, sacando un remate que se iría muy por encima del travesaño. Nestor Ortigoza y toda su calidad pusieron en ventaja a los cordobeses.  Luis Garnier ejecutó con violencia hacia el ángulo inferior izquierdo para el 1-1. Javier Ferreira, con suspenso tras rebote en el travesaño, el 2-1. Gabriel Graciani logró el suyo y Luis Ardente golpeó un palo, dejando la serie igualada en dos después de tres remates.

El amuleto de los ascensos, Federico Mancinelli, ejecutó hacia su derecha y cantó el 3-2. Hacia el otro palo fue Alan Vester pero también convirtió, empardando en cuatro. En el quinto, Federico Vismara concretó el suyo y Vicentini se agigantó ante Sepúlveda, concluyendo la historia con el ascenso para el Verde. Así, tras tres finales perdidas, los de Junin se sacaron la espina y regresarán a Primera División.