NBA: CAMPAZZO Y SUS FUERZAS DEFENSIVAS

Gentileza Garrett Ellwood para Getty Images | @GettyImages

Por: Básquet VD

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

Sin tanto rodaje en el aro rival, Campazzo ingresó en la victoria por 114-104 de Nuggets ante Warriors. En 12 minutos, convirtió 3 puntos y una asistencia y así lo vieron nuestros ojos puestos en él.

Viene de una digna presentación, encontrando alianzas ofensivas y dejando todo, como siempre, en defensa. Un poco más de 48 horas pasaron de la última presentación de Facundo Campazzo con Denver. En esa ocasión, fue derrota 116-122 ante Brooklyn Nets y en 11:13 de juego anotó 6 puntos y una asistencia. Pero lo más importante de todo es que se sintió cómodo en las asociaciones del pick and roll con Isaiah Hartenstein, su pantalla favorita

La noche venía tranquila en Colorado. Los Nuggets dominaron a los Warriors gran parte del primer cuarto y mantenían controladas las opciones de pase de Stephen Curry. Con ese contexto a su favor, el marcador mostró que los locales estaban 35-24 arriba con 40 segundos por jugar del primer cuarto. Ahí se dio el ingreso de Campazzo en lugar de Jamal Murray. No tuvo mucho tiempo para hacer algo porque la chicharra estaba por sonar. Así, se fueron arriba por 37-24.

La primera impresión que dejó el base fue la de apostar a una defensa férrea, dar una mano en el doblaje y sacar alguna falta ofensiva. Cuando Monte Morris lo necesitó, lo acompañó en la marca. Cuando Brad Wanamaker lo enfrentó, se le plantó y le robó una ofensiva pero, en la vereda de enfrente, no tuvo mucho peso. Un intento de tres errático, una caminata por una jugada sucia y una asistencia en un triple a Morris para poner el 49-36. Sin embargo, la visita se acercó y el Sheriff tuvo que salir a falta de 6:12 para el entretiempo.

Tuvo su tiempo de revancha en el tercer cuarto y, nuevamente, en reemplazo de Murray a falta de 3:20 para el cierre. Era plena levantada Warriors, con Curry en llamas y con Demion Lee que lo imitaba. Ayudó en las defensas y en el marcaje a Curry, así como en alguno de los internos, pero lo mejor llegó al final. Con 7 segundos para que suene la chicharra, Jokic lo encontró en soledad y con un tiro de tres puso el partido 90-76 para Denver.

Mike Malone apostó para el inicio del telón final con tres bases. Murray, Morris y Campazzo, entre los tres intercambiaron las defensas con los tiradores visitantes. Las defensas no ayudaron en la sequía local y Warriors siguió descontando. Y esas fueron las últimas acciones del base cordobés en cancha. Anotando en su planilla 12:02 minutos de campo, 3 puntos y 1 asistencia.