PALMEIRAS 0 [3] – RIVER 2 [2]: ORGULLO Y CORAZÓN

Gentileza: @RiverPlate

River no pudo conseguir la remontada en Brasil y quedó eliminado de la Copa Libertadores pero dando una estupenda muestra de carácter y orgullo. Dominando de principio a fin, el Millonario venció dos a cero con goles de Robert Rojas y Rafael Santos Borré en un partido donde el VAR terminó quedándose con los principales focos por sus determinaciones.

Tras caer 0-3 en el Libertadores de América, River viajaba a San Pablo con el fin de cambiar la imagen demostrada siete días atrás y soñar con una remontada gloriosa. Y desde el comienzo del partido esa fue la actitud demostrada por el Millonario, volcándose al ataque y acorralando a sus contrarios dentro de su campo.

Más allá de una desatención que pudo haber sido aprovechada por Rony de no ser por una oportuna intervención de Franco Armani, el monopolio de los de Marcelo Gallardo fue absoluto. Avisaron Rafael Santos Borré y Paulo Díaz con remates de larga distancia que contendrían Weverton.

Sobre los 28 minutos, River encontraría su merecido premio con un envío de un córner desde la derecha perfectamente capitalizado por Robert Rojas con un gran cabezazo al ángulo para inflar la red por primera vez y señalar el 3-1 en el global que esperanzaba a los suyos.

El Millonario siguió atacando constantemente y antes de marchar a vestuarios se pondría a tiro del empate ya que Matías Suárez recibió sobre la derecha y tocó para que Santos Borré cabecee en soledad y cante el 0-2. Faltaban 45 minutos y River quedaba a un gol de la hazaña.

A los seis minutos de la complementaria llegaría la primera gran polémica a raíz del VAR: Fabrizio Angileri envió un centro desde la izquierda y Gonzalo Montiel definió con una perfecta volea que generaba el 0-3. Sin embargo, tras varios minutos, el mismo fue anulado por una posición adelantada previa de Santos Borré.

Los argentinos siguieron yendo a ofensiva una y otra vez. Se lo perdió Nicolás De la Cruz dentro del área. Intentó Ignacio Fernández desde afuera con un disparo que interceptó Weverton. Otra vez apareció el volante ex-Gimnasia, esta vez de cabeza tras un tiro libre, y nuevamente controló Weverton.

Sobre los 27 minutos, Rojas cortó un ataque de Palmeiras y el árbitro Esteban Ostojich le mostraría una exagerada segunda amarilla para dejar a la visita con 10. No obstante, poco pareció cambiarle a los de Núñez que fueron a por más y tendrían un penal otorgado tras una personal de Suárez pero, otra vez mediante una tardía revisión de VAR, sería anulado.

El reloj se convertía en el peor enemigo de River. Lo tuvo Paulo Díaz con un cabezazo que contuvo Weverton y Borré en el rebote enviando el esférico al palo. Montiel volvió a probar de volea pero esta vez salió defectuosa. Por último, ya en tiempo adicionado, el VAR volvió a ganar protagonismo al revistar un posible penal ante Borré que finalmente no sería cobrado.

No hubo más emociones en San Pablo. Fue victoria para River pero el global lo favoreció a Palmeiras, quien accedió al encuentro decisivo por tres tantos a dos. Si bien no les alcanzó, los de Gallardo dieron una sensacional muestra de carácter, fútbol y orgullo para ser eliminados de pie.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*