TENIS: TROPEZÓN DE PODOROSKA EN EL INICIO DE LA TEMPORADA

📸 Jimmie48 Photography | WTA

Por: Javier Dispaldro

En su primer partido de la temporada, la rosarina Nadia Podoroska cayó por doble 6-3 ante la española Sara Sorribes en el WTA 500 de Abu Dhabi. El próximo certamen de la rosarina será el WTA 500 de Melbourne que comienza el 31 de enero en la semana previa al Abierto de Australia.

Tras un fantástico 2020 que incluyó semifinal en Roland Garrós y meterse en el top 50 del ranking mundial, Nadia Podoroska no comenzó de la mejor forma esta nueva temporada al caer en la primera ronda del WTA 500 de Abu Dhabi ante la española Sara Sorribes por 6-3 y 6-3 en una hora y 43 minutos de juego.

La jugadora ibérica sacó provecho de la primera pelota para quiebre que dispuso y se colocó 2-0 arriba en el amanecer del partido, aunque en el siguiente la rosarina se recuperó para nivelar el marcador. La oriunda de Castellón, que tuvo una efectividad del 85% con su primer servicio en la primera manga, salvó un break point en el séptimo game, se quedó con el saque de la argentina en el siguiente y luego de 56 minutos se llevó por 6-3 el parcial.

La segunda batería fue un extenso intercambio de quiebres de saque del cual sacó ventajas Sara Sorribes cuando pudo mantener el suyo para colocarse 5-3 arriba en la chapa y en el siguiente juego, tras una doble falta de la santafesina, cerró el encuentro repitiendo el score del set inicial para avanzar a la segunda ronda del certamen emiratí que reparte 565 mil dólares en premios.

En la conferencia de prensa posterior al cotejo, Nadia Podoroska se mostró autocrítica con su labor y también elogiosa de su rival al declarar “Fue un partido complicado en el que nunca entré. Me noté muy pensante y poco paciente. Es un llamado de atención para seguir trabajando. La táctica estaba bien planteada y me daba resultado cuando la lograba; el mayor error estuvo en no sostenerlo, no me sentí competitiva en la cancha. Ella te hace jugar todos los puntos y tiene mérito por eso”.

A continuación, la Peque agregó “No me sentí competitiva dentro de la cancha, es muy difícil ganar si eso no está. Obviamente no estoy contenta con mi manera de jugar, ni con mi actitud, pero es el primer partido del año y esto recién empieza”. La próxima presentación de la argentina será en la semana previa al Abierto de Australia compitiendo en el WTA 500 de Melbourne cuyo cuadro principal arrancará el domingo 31 de enero.