DEFENSORES 2 – ATLÉTICO RAFAELA 0: ¡ALTO NÚÑEZ!

Por: Marcelo Patroncini

En el Bajo Núñez, el Dragón el puso un alto al andar de la Crema, le quitó el invicto, y se metió de lleno en la pelea por el ascenso a la elite del fútbol argentino. El elenco de Fabián Nardozza derrotó por 2 a 0 a los de Walter Otta jugando como si fuese una verdadera final en una contienda muy disputada y conversada.

Le costó a Atlético Rafaela hacer su juego, tener la conexión con el tándem entre Claudio Bieler y Enzo Copetti. Y no fue precisamente porque los santafesinos carecieron de ideas sino que su rival, Defensores de Belgrano, hizo todo bien, prolijo, con el cuchillo entre los dientes. Y ahí estuvo el punto de inflexión que más temprano que tarde se trasladó al resultado.

Poco pudo probar la visita contra Ignacio Pietrobono. El ex UAI Urquiza tapó las pocas que tuvo y, el resto fue de sus compañeros que, de mitad de cancha hacia adelante, no dieron por perdida ninguna pelota. A los 28 minutos, Ezequiel Aguirre picó al vacío a buscar un pelotazo, le ganó la espalda a los defensores, le tiró un sombrero a Guillermo Sara y abrió la cuenta con todo el arco a su merced.

Si la Crema soñaba con achicar la brecha en el arranque de la complementaria, todo se hizo cuesta arriba porque en el inicio del segundo tiempo, Iván Nadal metió un bochazo al área, Fernando Piñero no calucló con el guardameta, cabeceó contra su propia retaguardia y anotó un gol en contra. Otta, probó con Germán Lesman para potenciar el ataque pero el ex Villa Dálmine no gravitó tampoco gracias a la férrea defensa local.

Atlético Rafaela, que hasta este partido, era el equipo sensación y con un empate en el Bajo Núñez ponía casi los dos pies en las finales por el primer ascenso, perdió el invicto y puso en jaque todas sus aspiraciones. Defensores de Belgrano le puso un alto, gracias al «Topito» y al lungo Piñero. Y el 2 a 0 le infló el pecho para ir a buscar el triunfo en los 45 minutos restantes del postergado ante Sarmiento para llegar a la última fecha con serias chances de soñar con ese salto a la elite.