DEPORTIVO MORÓN 2 – ESTUDIANTES 1: UN GALLO PARA EL SOJERO

Por: Marcelo Patroncini

Agropecuario había empatado agónicamente ante Platense y, al menos por unas horas, seguía liderando su zona en la Primera Nacional. Sin embargo necesitaba que el Gallo que aún no había ganado en el certamen, le empate o derrote a un Matador que no conocía lo que era la derrota. Y, en el epílogo del encuentro, los de Sergio Lara y Sebastián Sibelli gozaron una festejada victoria por 2 a 1 que los sacó del fondo de la tabla.

Jugó bien Deportivo Morón pero esta vez consiguió el triunfo. Ya lo había hecho de maravillas en otros pleitos donde el resultado se le escapaba o no obtenía el premio merecido a su función. El lunes por la noche, se le plantó al duro Estudiantes de Caseros y cosechó tres unidades claves para ubicarse mejor.

Iban 21 minutos del encuentro cuando la velocidad de Agustín Mancilla dejó en ridículo a Santiago Zurbriggen que sólo le tomó la patente y vio como el joven atacante definía mano a mano frente a un Rodrigo Saracho que, salía desesperado sabiendo que, tal vez, poco podía hacer. Claro que el 1 a 0, frente a uno de los oponentes que mejor sabe levantarse de la lona era escueto.

Estudiantes se reinventó rápidamente tal como le pasó contra Agropecuario en el debut, varias veces frente a Atlanta y también en una entretenida contienda con los de Río Cuarto. Y a la media hora del capítulo inicial, un centro de Juan Pablo Ruíz Gómez halló el cabezazo de palomita de Neri Bandeira para igualarle la riña al Deportivo Morón.

El encuentro era de ida y vuelta, con pasajes interesantes y otros tantos marcados por el nerviosismo de sacar un buen resultado. El Pincha quedó con diez hombres por la roja directa a Alexis Domínguez quien, tan sólo, estuvo 180 segundos en cancha. Y con mucho ímpetu, el Gallo fue a buscar un triunfo que lo terminó hallando en el segundo minuto de descuento gracias a una asistencia desde la izquierda de Cristian Lillo para la entrada, como una locomotra, de Alan Schönfeld que puso cifras definitivas.

Estudiantes sabía que ganando era el único líder y que, empatando, al menos, quedaba como escolta junto a Platense. No obstante, la derrota lo puso en jaque al equipo de Mauricio Giganti que deberá levantar cabeza el lunes ante el Calamar. Deportivo Morón ganó 2 a 1 y, en un lunes inolvidable para Agropecuario, el Sojero terminó celebrando goles en el cierre de los encuentros para alimentar su sueño de llegar a Primera.