HURACÁN 1 – RIVER 3: BANDA ANCHA

Foto: River Plate

Por: Nicolás Ziccardi

River se impuso ante Huracán en Parque Patricios para anotarse, también, en la lucha por la Copa Diego Maradona. La Banda presentó el mismo once que se lució en Montevideo y logró otra actuación convincente, con momentos de claro dominio y efectividad para plasmarlo en el score. El Globo se vio cerca durante buena parte de la noche, pero falló en las áreas.

River tomó las riendas del juego ante un Huracán que no dudó en proponer presión alta, intentando condicionar la salida limpia y presto para buscar la recuperación con sus rápidos extremos. La primera clara fue del Globo, en cinco minutos, con el córner de Cristaldo que Lucas Merolla cabeceó pegadito al hierro izquierdo de Armani. Enseguida Hezze encontró la bocha en puertas del área, pero sacó un tiro débil.

El Millonario imprimía diferencias con sus excelentes marcados de punta, el pivoteo de Matías Suárez y Ponzio como gran eje de la línea media. No encontraba regularidad en sus avances, pero si era peligroso cuando encontraba el hueco para shotear, así Cambeses voló para evitar un tiro de Carrascal.

La cuerda se cortó en 26 minutos, tras un tiro de esquina visitante que el fondo Quemero no pudo sacar de su terreno, Angileri recibió la segunda jugada y sacó el gran centro que, peinada de Borré mediante, ubicó la solitaria pirueta de Matías Suárez, que conectó ante el desacomodado Cambeses. Pero la cosa no quedó ahí, siete después De La Cruz jugó, nuevamente desde la izquierda, el venenoso centro que superó el fallido cierre de Merolla clavándose contra el poste más lejano. Ráfaga para el efectivo 2-0 Millonario.

Huracán tuvo dos claras que definió mal antes del descanso, un tirito de Chávez y el cabezazo mordido de Briasco, ambos desactivas sin problema por Armani. River pudo liquidar con Suárez, pero su derechazo cruzado resultó ancho.

Ya en el complemento el Globo ganó ritmo en campo rival e incomodó a un Millonario que tardó en acomodarse nuevamente con la pelota. Huracán empujó hasta encontrar un penal a favor, alcanzando los veinte, cuando Paulo Díaz levantó demasiado la pata y Briasco se dejó caer ante un impacto que no terminó siendo. Andrés Chávez cobró la boleta con perfecto zurdazo a pie abierto para el 1-2.

Poco después otra polémica, Cordero ganó en el ingreso por derecha al área y sacó el centro bajo que Armani cortó con dura infracción contra Briasco. Delfino, que había visto una patada que no fue, esta vez no percibió una incuestionable. En fin. Huracán se mantuvo cerca en el resultado, pero se fue alejando en el rendimiento. River liquidó a siete del cierre con otro gol de Nicolás De La Cruz, esta vez recibiendo por vértice izquierdo del área y castigando ante un Cambeses que la vio pasar. Inapelable 3-1 para los de Gallardo, que cierran la fecha como uno de los tres líderes de la Zona.