INDEPENDIENTE 1- FÉNIX (URU) 0: RESURGIR ENTRE LAS CENIZAS

Gentileza: Twitter Club Atlético Independiente.
Gentileza: Twitter Club Atlético Independiente.

Por: Martin Mouro

El estadio Libertadores de América volvió a ser locación de una noche de copa en la extensa historia copera de Independiente. Los de Avellaneda sellaron el pase a los cuartos de final de Sudamericana dominando en todos los aspectos del juego.

El equipo de Lucas Pusineri sigue en busca de un rumbo futbolístico sólido. Sin un fútbol de alto vuelo (y con sus arqueros como principales figuras), pero con actitud y corazón de sobra, el «Rojo» acumula una racha positiva de 11 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Luego de varios semestres plagados de frustraciones y desilusión, el ambiente en el plantel pareciera haber encontrado estabilidad y los resultados poco a poco son visibles. ¿La deuda? la solidez en el juego y la dinámica en las transiciones que pasan por el mediocampo.

El miércoles, llegaba al cotejo de vuelta por los octavos de final de la copa Sudamericana con cierta tranquilidad, gracias a que en la ida se quedó con el triunfo convirtiendo 4 goles en condición de visitante (1-4 a favor de Independiente). Con un once inicial plagado de habituales titulares, fue inteligente e hizo de la posesión del balón, su principal fuente de defensa ante cualquier sobresalto que podía provocarle un Fénix completamente deslucido y de muy bajo nivel. Los dirigidos por Juan Ramón Carrasco, en ningún momento pudieron vulnerar a Independiente (ni en Montevideo, ni en Buenos Aires), a pesar de sus múltiples intentos por imponer su juego. El elenco albivioleta chocaba constantemente con un férreo y asfixiante mediocampo rojo que recuperaba el esférico y lo manejaba a su placer.

La única emoción del partido llegó a los 25 de la primera etapa: ¡y fue un golazo!. La número cinco pasó por los botines de todos los protagonistas del equipo local, redondeando 24 pases en total, sin contar el magnífico pase a la red del goleador y capitán, Silvio «Chino» Romero. Zapatazo al ángulo para dejar descompensado a un estático Guillermo de Amores y convertirse así en el goleador histórico del denominado «Rey de Copas» en competiciones internacionales. El cordobés alcanzó al mítico Ricardo Bochini y Alejandro Barberón, con 11 tantos.

A un minuto de finalizar la primera etapa, fue expulsado por un patadón Fernando Souza Píriz en el visitante, sentenciando de esta manera un encuentro liquidado en todos los aspectos. Independiente pudo haber aumentado la diferencia en el marcador pero la imprecisión no permitió expresar la superioridad del juego en lo numérico. Fénix no pudo resurgir entre sus cenizas, pero el «Rojo» intentará hacerlo en vistas a llegar a los más alto en la copa. 5-1 finalizó el global a favor de los de Avellaneda, que ahora enfrentarán a un encaminado Lanús en la siguiente fase. ¿La gran preocupación? Silvio Romero se retiró con una molestia muscular y corre con altas chances de perderse el encuentro de ida en La Fortaleza.