JORGE WILSTERMANN 0 – LIBERTAD 2: PALMEIRAS PARA AMBOS

Foto: @Libertadores

Aplausos para el Gumarelo que, no sólo no se conformó con el 3 a 1 de la ida, sino que además ganó 2 a 0 en condición de visitante. Pero también palmas para el Aviador que hizo una notable Copa Libertadores y se quedó en octavos de final tras tropezas sin atenuantes tanto en tierras guaraníes como, en su Cochabamba natal.

Jorge Wilstermann sabía que jugaba con la escueta altura a su favor, pero con varios tópicos en contra. La falta de rodaje en un campeonato que recién retoma sus riendas en Bolivia, y también un resultado bastante malo cuando salió de su país, lo obligaban a ser protagonista frente a un Libertad que no pasó sofocones y supo meterse entre los ocho mejores del continente.

Tal vez la historia hubiese sido otra si el uruguayo, Martín Silva, no le sacaba un terrible bombazo al argentino, ex Newcastle Jets de Australia, Patricio Rodríguez. Aunque también, en el capítulo inicial, hubo un zapatazo en el área opuesta donde Arnaldo Giménez tuvo que mostrar sus dotes para negarle el tanto a Matías Espinoza.

Ya en la complementaria, y con los minutos ahogando las expectativas locales, la paridad iba a terminar rompiéndose en favor de la visita. Primero, Carlos Ferreira, sacudió el travesaño del Aviador, y luego el histórico Oscar Cardozo, tiró toda sus jerarquía en la verde gramilla para darle el triunfo a los de Gustavo Morínigo.

Iban 22 de la segunda parte cuando «Tacuara», con un zurdazo desde afuera del área, sorprendió a Giménez. El ex Benfica de Portugal, volvió a inflar las redes, con otro certero remate en un error de la salida del dueño de casa. Y así, a diez del final, se bajó el telón de una serie que terminó con aplausos para ambos.

Jorge Wilstermann lo fue a buscar, intentó, quiso, y dejó huella en esta Copa Libertadores donde, justamente, quien sigue es su rival. Libertad, ganador allá y acá, se impuso finalmente por un global de 5 a 1 para meterse en cuartos de final donde lo esperará el durísimo Palmeiras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*