RIVER 1 [2] – ATHLETICO PARANAENSE (BRASIL) 0 [1]: AUNQUE SOPLE EL BENTO, A RIVER NO LO DOBLAN

Gentileza: @RiverPlate

River se impuso por la mínima a Athletico Paranaense como local para clasificarse a los cuartos de final de la Copa Libertadores. El Millonario lo buscaba pero chocaba con las certeras intervenciones del joven golero Bento hasta que Nicolás De la Cruz aprovechó el rebote de un penal malogrado por sí para establecer el 1-0 definitivo.

En el Libertadores de América, River actuaba de local ante Athletico Paranaense en el marco de la revancha para los octavos de la Copa Libertadores. Habiendo conseguido el agónico 1-1, el Millonario iba en busca del pasaje a cuartos; la visita, con 15 bajas por casos de COVID y lesiones, ponía en cancha lo posible y soñaba con el gran golpe.

Desde le comienzo del partido fue el equipo de Marcelo Gallardo el que se adueñó de la posesión de la pelota y se volcó a campo contrario buscando el desequilibrio aunque careciendo a la hora de la resolución. La primera de claridad llegaría con Rafael Santos Borré sobre los 19 minutos en un mano a mano donde se impondría Bento.

River dominaba ante la pasividad de los brasileños que atinaban a replegarse atrás y buscar lastimar de contragolpe. Lo tuvo Milton Casco con una volea defectuosa que pasó cerca. También se lo perdió Matías Suárez en un tiro que rebotaría en el palo. La última, para Nicolás De la Cruz con un disparo que hizo lucir al golero contrario.

En el complemento la historia continuó de la misma manera. El Millonario iba pero no podía y la figura del joven Bento cada vez se agigantaba más como en una doble situación donde probó De la Cruz de tiro libre y Santos Borré de cabeza y en ambas se lució de estupenda manera el hombre de 21 años.

Los minutos pasaban, el 0-0 le servía a los locales pero, con el objetivo de no sufrir, River seguía atacando. Nuevamente lo tuvo De la Cruz tras una asistencia de Suárez y nuevamente fue Bento el que evitó la caída. Gonzalo Montiel también contaría con su chance con una volea que salió por línea de fondo.

Cuando el reloj marcaba 38 minutos, los de Núñez gozarían de una inmejorable ocasión para romper la paridad por un penal sancionado tras falta a Borré. De la Cruz ejecutó con pierna diestra, el balón dio en el palo, luego en el arquero Bento y otra vez en el palo para quedarle servida al uruguayo, quien sólo debió empujarla a la red y festejar el 1-0 con mucha fortuna.

En los pocos segundos restantes poco podría crear el elenco de Paulo Autuori. El tiempo llegaría a su fin, el juez Jesús Valenzuela apuntaría a la mitad de cancha y River es el que accede a los cuartos de final con global de 2-1. Ahora, el siguiente rival a vencer para Gallardo y compañía saldrá del vencedor en la llave entre Nacional e Independiente del Valle.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*