SANTAMARINA 1 – QUILMES 0: SANTO REGRESO PARA EL AURINEGRO

Foto: InfoCervecero

Santamarina venció a Quilmes en Tandil y comenzó la Reválida sumando tres puntos importantes. El Aurinegro golpeó rápido y no soltó nunca la ventaja, el Cervecero tuvo un penal para empatarlo a pocos minutos del final pero Mariano Pavone lo tiró a las nubes.

La vuelta del fútbol oficial al Municipal San Martín encontró a dos equipos con ilusiones renovadas, peleando desde la Zona Reválida una tremenda oportunidad de ascender a Primera División. Santamarina vio luz en el amanecer del juego con un toqueteo por carril central que terminó con Matías Kabalin encontrando a Valentín Depietri de frente al arco; el juvenil controló ante su marca y en plena medialuna sacudió con tremendo derechazo que explotó a espaldas de Esteban Glellel.

Quilmes sintió el golpe, le  costó absorberlo, y logró poca presencia en el área local. Santamarina jugó suelto con la ventaja e incluso generó situaciones nítidas para liquidarlo, como con el rebote en Rolón que el propio defensor terminó despejando sobre la línea evitando el autogol. Depietri estuvo cerca de su segundo grito y Lautaro Arregui encontró un tiro limpio, pero Glellel respondió muy bien en ambas.

El Cervecero tuvo otro empuje en el complemento, pudo ganar terreno en campo Aurinegro pero le siguió faltando claridad para encontrar precisión ofensiva. Santamarina bajó la cortina y pudo cerrarlo con un mano a mano de Depietri que Glellel desactivó.

Pero a poco del final Quilmes encontró la llave tras un centro Ortega que Tomás Casas intentó descolgar con una mano, el arquero cayó y se terminó llevando puesto a Brandon Obregó con la redonda en juego: Ejarque no dudó en cobrar penal. Mariano Pavone, ingresado desde le banco, cobró la boleta pero su derechazo se fue por encima del travesaño. Insólita oportunidad desperdiciada, ganó Santamarina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*