ALMAGRO 1 – GIMNASIA DE JUJUY 0: NO LE IMPORTÓ LA CUARENTENA

Foto: @almagrooficial

El último triunfo de un equipo en la Primera Nacional le había correspondido al Tricolor cuando, aquél 16 de marzo por la noche, venció a Chacarita Juniors en San Martín. Los de Gastón Esmerado, 257 días después, volvieron a levantar el telón con un encuentro oficial y derrotaron por 1 a 0 al Lobo jujeño en José Ingenieros.

Arrancó mejor Almagro pero, con el correr de los minutos, empezó a desinflarse. Un activo Facundo Suárez se transformaba en jaqueca para Emilio Di Fulvio que, a pesar de todo, conseguía mantener la valla de Gimnasia de Jujuy en cero. Y, cuando el dueño de casa entró en una meseta, los del noroeste aprovecharon para mostrar sus armas.

El equipo de Arnaldo Sialle despertó en el último cuarto de hora de la etapa inicial y continuó así en el comienzo de la complementaria. Diego López exigió a Horacio Ramírez y, antes del entretiempo, Martín Prost sacudió el travesaño local en la jugada más clara de los 45 minutos iniciales en el estadio Tres de Febrero.

Inspirados en Martín Pérez Guedes, el Lobo quiso llevarse los tres puntos. El ex Racing contó con una buena oportunidad pero no logró vulnerar al guardameta. Mientras tanto, el «Gato» Esmerado comprendió que debía modificar algunas piezas y allí encontró el resultado que buscaba. El ingreso de Brian Nicolás Ferreyra, en uno de los últimos cartuchos, sirvió para que el dueño de casa festeje sobre el epílogo.

A cinco del cierre, de un córner desde la derecha, Gabriel Morales puso la caprichosa en el corazón del área. Di Fulvio dudó y Ferreyra hizo todo lo contrario. Firmeza en el cabezazo del delantero que agarró mal parado al guardameta y vio cómo la caprichosa pasaba junto a él para darle la victoria al Tricolor sobre el Lobo en la primera fecha de este petit torneo.

Gimnasia de Jujuy regresó a la Tacita de Plata con las manos vacías y sabiendo que, el sábado próximo, se medirá con Quilmes en el sur del Gran Buenos Aires en un duelo de necesitados. Almagro, el que ganó el último partido previo a la cuarentena, volvió con la misma sonrisa triunfal. El 1 a 0 fue el premio a 257 días de espera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*