RACING 1 – FLAMENGO 1: LE METIERON HASTA EL ANULAR

Foto: @Libertadores

Al igual que en la Copa Libertadores del 2016 y que en la del 2018, a la Academia le metieron la mano y le arrebataron el triunfo en el Cilindro. Un arbitraje para el olvido del venezolano, Alexis Herrera, privó a los de Avellaneda de ir al Maracaná con un triunfo en el bolsillo y debieron conformarse con el 1 a 1 frente al Mengao.

Flamento desplegó muy buen fútbol, sobre todo, en la primera mitad donde complicó muchísimo por las bandas al dueño de casa. Racing, en su mejor versión post-cuarentena, le jugó de igual a igual al último campeón del certamen continental por excelencia y, en la complementaria, le anularon dos goles de los cuales, uno, debía ser convalidado y ni siquiera se apoyaron en el VAR.

Pasó de todo en el Cilindro. Hasta el diluvio dijo presente en el estadio después de una sofocante jornada de calor. Al cuarto de hora, el pleito ya iba 1 a 1 porque el uruguayo, Fabricio Domínguez, guapeó una pelota por derecha y envió el centro para que Héctor Fértoli puntee la redonda, supere a Diego Alves y abra la cuenta. Pero, ni bien los locales festejaban la diana, Bruno Henrique, figura indiscutida, ganó por el costado izquierdo y descargó hacia el centro donde el «Gabigol», Gabriel Barbosa, no perdonó al arquero de la Selección de Chile, Gabriel Arias.

De ida y vuelta, los de Sebastián Beccacece pudieron irse al entretiempo con un tanto más pero, por esas cosas inexplicables, el guardameta visitante le tapó un tremendo cabezazo a Lisandro López. No obstante, la más clara, a los 33 minutos, la tuvo Bruno Henrique hamacándose dentro del rectángulo mayor y buscando el caño más lejano de Arias hasta que la redonda se estrelló en el travesaño.

Para la segunda parte, el protagonista exclusivo fue Racing. Con la frente en alto, el dueño de casa apostó a ganador y mereció llevarse el premio máximo. A los 10, Eugenio Mena le ganó lícitamente la posición a Everton Ribeiro, mandó el centro, y el «Licha» López de cabeza clavó el 2 a 1. Pero Herrera no dudó. Cual patovica anuló el tanto, se sacó de encima las protestas, y con el dedido en el intercomunicador confirmó que no valía el gol. Grosero error del venezolano que ni siquiera se acercó a la pantalla para chequearlo. Flamengo también convirtió por medio de Giorgian de Arrascaeta pero se anuló por un offside previo.

La Academia no amainó su marcha y parecía más entero que su rival. El Mengao apenas asustó con algo del ingresado Vitnho pero luego empezó a complicarse en defensa. El VAR sirvió para expulsar a Matheus Thuler por una plancha sobre Lisandro López y también para no convalidar una diana de Nicolás Reniero porque había arrancado la jugada en posición adelantada. Los brasileros jugaban con diez y el asunto se puso súper picante hasta los 53 minutos donde Herrera decidió dar por terminada una actuación propia para el olvido.

Flamengo se llevó un empate que puede ser dorado para sus aspiraciones al bicampeonato. El 1 a 1 dejó mejor parado a los de Rogerio Ceni en cuanto a que definen de local, aunque, por la mejoría en el conjunto de Beccacece, el conjunto argentino tiene con qué ilusionarse. Al menos, masgullando bronca, Racing sabe que deberá jugar contra once rivales como mínimo y al menos, evitar que le vuelvan a meter el anular.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*