ATHLETICO PARANAENSE (BRASIL) 1 – RIVER 1: SE VENÍA LA NOCHE, SE HIZO DE DÍAZ

Gentileza: @RiverPlate

River se complicaba en Brasil donde caía inmerecidamente ante Athletico Paranaense debido al tanto convertido por Bissoli. Sin embargo, empujando constantemente, el Millonario conseguiría igualar sobre la hora con un cabezazo de Paulo Díaz para traerse un resultado más positivo de cara a la revancha.

Tiempo de acción para los octavos de final de la Copa Libertadores 2020. En el Arena da Baixada, Athletico Paranaense recibía a River, repitiendo el choque del año pasado en el marco de la Recopa. Los brasileños buscaban pegar primero como locales mientras que los argentinos querían un buen resultado de cara a la revancha de la semana próxima.

Durante la primera parte, River dominó la tenencia de la pelota y jugó lejos del arco de Franco Armani. El Millonario controló el desarrollo del encuentro pero careció de ideas a la hora de la resolución, impidiéndole poner en serios peligros al joven arquero Bento. La más clara de la etapa inicial llegó con un cabezazo de Paulo Díaz que desviaría sin problemas el portero local.

Ya en el complemento, y a pesar de la supremacía mostrada por los argentinos, el que pegue primero sería el equipo de Paulo Autori cuando, sobre los 12 minutos, Walter realizó un amague sin tocar el balón para que Bissoli controle y saque un gran tiro colocado que significaría el 1-0.

Sorpresivamente, River se encontraba abajo en el marcador. Pero no todo eran buenas noticias para los brasileños ya que, a los 20, se iría expulsado Reinaldo por doble amarilla, dejando a sus compañeros con 10 para el resto del juego. Desde entonces, el Millonario empujó constantemente ante un Athletico Paranaense que atinó a refugiarse, ralentizar el desarrollo y dejar que el tiempo pase.

Los de Gallardo iban pero no podían. El ingreso de Jorge Carrascal aportó frescura y desequilibrio, generando múltiples oportunidades que no llegarían a buen puerto. El propio colombiano fue quien tuvo una de claridad en un cabezazo tras un córner que reventaría el travesaño.

Los segundos pasaban y el marcador no se modificaba. Parecía que los de Núñez emprenderían el regreso con las manos vacías. Hasta que, en tiempo cumplido, Díaz volvió a ganar de cabeza tras un córner y esta vez la pelota tuvo destino de red. 1-1 y final del partido en Brasil.

Así, River se trae un empate que se ajusta un poco más al desarrollo de la acción y lo deja mejor posicionado de cara a la revancha del martes próximo en el Libertadores de América, buscando un pasaje para los ocho mejores de la competición más importante del continente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*