HURACÁN 1 – VÉLEZ 2: EL FORTÍN TOMÓ LAS RIENDAS Y SE SUBIÓ A LO MÁS ALTO

Foto; @Velez

Por: Nicolás Ziccardi

Vélez derrotó a Huracán en el Palacio Ducó y cierra la Fecha 4 como único líder de la Zona 6. El Fortín aprovechó la invitación a atacar que le hizo el Globo y moldeó su diferencia en un primer tiempo donde fue superior. El equipo de Damonte emparejó en el complemento, pero no encontró comodidad y perdió su primer partido desde la reanudación.

El Estadio Tomás Adolfo Ducó recibió una de las grandes historias del comienzo de la segunda vuelta en la Copa de la Liga Profesional. Huracán, entonces líder, se medía ante el escolta Vélez, viéndose nuevamente las caras tras el 1 a 1 en Liniers.

Damonte cambió la fórmula de las dos victorias al hilo que había conseguido el Globo, retomando la línea de cinco defensores, y Vélez, con un once alternativo pensando en la Sudamericana, no dudó en plantearlo en campo local. De movida el conjunto de Pellegrino desnudó falencias en Huracán, un bochazo largo de Hoyos dejó a Thiago Alamada, adelantado, solito de cara  a Facundo Cambeses, que bloqueó el mano a mano.

Vélez tenía la pelota, la confianza y las situaciones, espaciadas pero latentes. Huracán carecía de ofensiva, hacía todo forzado y apenas lastimaba con algún tiro largo. Alcanzando la media hora el Fortín rompió el cero con un perfecto córner de Federico Mancuello que Lucas Janson conectó a gol por el hierro opuesto ante la pasividad de Cambeses y el fondo Quemero. Pese a los siete rivales en el área chica, el ex Tigre definió cómodo su primer gol en el torneo.

Entonces Huracán se topaba con el desafío de cambiar de pose y buscar volumen ofensivo, pero aunque le costó mucho lograrlo terminó encontrándose con el empate gracias a un marcado error del Fortín. Saúl Salcedo jugó el centro cerrado para la aparición de Norberto Briasco, adelantado, a espaldas de los centrales; Hoyos salió a buscarla pero se molestó con Amor y Gianetti, la redonda los pasó a todos y Briasco aprovechó perfecto empujando al arco vacío para el 1-1. Segundo gol para el nacionalizado armenio, que había anotado en Liniers.

Vélez absorbió el golpe, mantuvo su postura y recuperó la ventaja en la última del primer tiempo. Un buen toqueteo dejó a Lucas Orellano, de lo mejor del visitante, abierto por derecha y sacando el centro al área que Renato Civelli, en su afán de despejar, sirvió para la aparición de Janson a sus espaldas. El atacante la bajó de primera para que Cristian Tarragona, solito en plena área chica, defina al 2-1. Primero del delantero en esta Copa.

Huracán propuso cambios en el complemento y gracias a su empuje logró emparejar el partido, pero le faltó fútbol y sobre todo fluidez para encontrar comodidad. Vélez, un poco por el resultado y otro tanto por el rival, mermó en sus conexiones y aunque perdió peso en ofensiva sufrió muy poco en el arco defendido por Hoyos.

Con todos los cambios propuestos el Globo se lanzó, siempre con más corazón que claridad, y Vélez terminó recuperando peligro en el último cuarto de hora, donde atacó mano a mano contra los tres centrales Quemeros y pudo liquidar.

Ganó el Fortín su segundo partido al hilo y cerrará la fecha como único líder de la zona con 8 puntos, uno más que el Globo. El Fortín comenzará el martes su serie de Octavos de Final ante Deportivo Cali, y el próximo viernes será local de Gimnasia por la Fecha 5.

Huracán cambió y perdió su primer partido desde la reanudación. Sigue dependiendo solo de sí mismo para avanzar, aunque se achica el margen. El viernes recibe a Patronato en su tercer duelo consecutivo en el Ducó.