ECUADOR 6 – COLOMBIA 1: LIGA, Y SE ILUSIONA

Foto: @InvictosSomos

Cambió el escenario pero siguió eligiendo la altura de Quito. La Tri, en su segunda presentación en cancha de Liga Deportiva Universitaria en lo que va de las eliminatorias sudamericanas rumbo a Qatar 2022, volvió a cosechar una goleada que le permitió cerrar el 2020 dentro de los países que clasificarían al Mundial. En una performance maravillosa, los de Gustavo Alfaro no tuvieron piedad con sus vecinos, y aplastaron por 5 a 1 al elenco Cafetero.

Colombia la pasó realmente mal en esta fecha FIFA porque perdió estrepitosamente con Uruguay en Barranquilla y, después, cayó sin atenuantes ante un Ecuador que sacando la derrota en el debut ante Argentina en cancha de Boca Juniors, después ganó todo lo que disputó y lo hizo con actitud y firmeza.

Es cierto que dos goles a los 8 minutos del primer tiempo cambiaron todos los planes, pero también ha sido válido que el dueño de casa hizo méritos para lograrlos. Cuando iban seis, Robert Arboleda se encontró con una pelota que su rival no logró despejar en defensa y le rompió el arco a Camilo Vargas.

El conjunto Cafetero no terminó de asimilar la primera diana que, de un saque de arco en su favor, llegó el rechazo de Xavier Arreaga y la corrida de Ángel Mena para estampar el 2 a 0 en un mano a mano donde el ex guardameta de Argentinos Juniors y Deportivo Cali, honestamente, nada pudo hacer para evitarlo.

La Tri parecía conformarse con el resultado y, su oponente, empezó a tomar la iniciativa en la Casa Blanca. Los dirigidos por el portugués, Carlos Queiroz, intentaban amenazar contra la cueva de Alexander Domínguez pero no conseguían el descuento. Y, prácticamente, en su peor momento, los de Alfaro se encontraron con el tercer grito de la tarde después de un centro de Mena que Michael Estrada empujó a pura velocidad. Cuando uno está afilado, claramente «Liga».

A los 39 minutos, Ecuador marcó el cuarto gol en un centro pasado que Arboleda bajó de cabeza y Arreaga acarició en el área chica. Colombia pasaba vergüenza y su entrenador se lo hizo saber metiendo cuatro modificaciones al mismo momento y a cinco de irse al descanso. El resultado no tardó en llegar ya que James Rodríguez, hoy en Inglaterra pero multicampeón en Alemania, descontó de penal y encendió una mínima llama de esperanza para los del norte de América del Sur.

El conjutno Cafetero, entre el cierre del capítulo inicial y el inicio de la complementaria, atinó a reaccionar. La conquista del ex Banfield achicaba la brecha y, a los 30 segundos de la etapa final, Jeison Murillo por poco no puso el 4 a 2 con una palomita que se fue besando el palo izquierdo del guardameta de Vélez Sarsfield. Sin embargo, La Tri, con todo a su favor, se vistió de gala para hacer un show desde ese entonces en adelante.

Jugando de contra, Ecuador asustó con un par de intentos de Estrada y también con una réplica maravillosa de Renato Ibarra que Vargas mandó, de manera providencial, al tiro de esquina. Colombia la pasaba mal, estaba directamente para el nocáut, y el árbitro le salvaba la vida a la media hora porque anulaba una conquista de local por posición adelantada.

Más allá de este tanto no convalidado, los de Alfaro no sacaron jamás el pie del acelerador. A los 32 minutos, Gonzalo Plata, el millenial que promete demsiado, armó una combinación majestuosa con Mena, recibió la devolución, y clavó la redonda contra el ángulo más lejano de Vargas que vio con la pelota se estrellaba contra el parante e inflaba las redes. Era 5 a 1 con muchas sonrisas y la tristeza del autor del tanto que se iba expulsado, zonzamente, por quitarse la camiseta en el festejo estando amonestado previadamente.

El combinado Cafetero estuvo lejísimo de reaccionar. Se entregó por completo y ni siquiera cuidó su propio ego para evitar papelones mayores. Pero la frutilla del postre la tenían los dueños de casa que, en tiempo cumplido, probaron suerte con un tiro libre cerrado que desvió como pudo el arquero y acabó sirviéndole el sexto grito a Pervis Estupiñán en el Rodrigo Paz Delgado.

Con nueve puntos, dos victorias contundentes en condición de local y un triunfo en la altura de La Paz frente a Bolivia, este Ecuador ilusionó a propios y extraños. Y no sólo cerró con una sonrisa este 2020 para el olvido a nivel humano sino que aplastó por 6 a 1 a una Colombia que fue una verdadera sombra de lo que supo mostrar en las últimas décadas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*