RACING 0 – ARSENAL 2: NO «ARSE» FALTA DECIR MÁS NADA

Foto: @RacingClub

El mismo discurso de siempre con un resultado similar en las últimas tres fechas. La Academia tuvo posesión, más remates al arco que su rival, pero perdió por 2 a 0 frente al Viaducto en la tardenoche del sábado. El Cilindro de Avellaneda, que parecía un reducto inexpugnable para los de celeste y blanco, se transformó nuevamente en una cancha más donde cualquier rival tiene al alcance de sus manos la posibilidad de llevarse una victoria.

A los 3 minutos del primer tiempo, Racing ya tropezaba frente a un Arsenal que, gracias a una exquisita jugada preparada, dejaba a Lucas Albertengo mano a mano con Gabriel Arias que nada pudo hacer para evitar la caída de su valla. En ese entonces, la mente del dueño de casa se nubló y, por más ocasiones de gol que haya podido generar, psicológicamente quedó devastado.

La visita, con velocidad, con firmeza, y con grandes atajadas de Maximiliano Gagliardo, inflaba el pecho en el Cilindro. Fintas de Alejo Antilef, la potencia de Nicolás Castro y Jhonatan Candia en ofensiva, la gran labor de los centrales así como también el interminable Emiliano Papa surcando la banda derecha. El planteo de Sergio Rondina superaba ampliamente al de Sebastián Beccacece y una escuadra que, a pesar de asustar, no inflaba las redes.

Racing pudo empatarlo con un cabezazo desviado de Leonardo Sigali, un bombazo de Lucas Orban, un intento de Lisandro López, y un testazo magistral de Carlos Alcaraz en el cual brilló notablemente Gagliardo para silenciar el festejo. Más allá de eso, tener la pelota y carecer de ideas también fue un riesgo para los locales. Así fue como, diez minutos antes del descanso, Tiago Banega perdió una pelota fácil en mitad de campo, entre Jesús Soraire y Antilef armaron la contra, y finalmente Candia, arremetiendo contra un débil Leonel Miranda, puso cifras definitivas en Avellaneda.

En la complementaria, el Viadcuto prácticamente optó por replegarse y cuidar las tres unidades. Apenitas previo al cuarto de hora del capítulo final, el «Licha» López perdió en un mano a mano frente a Gagliardo. Sobre el epílogo, el ex hombre de la Selección de Chile, Eugenio Mena, estrelló un remate contra el travesaño. De hecho, para completar la oscura noche, el capitán con suma experiencia en Francia y Portugal, se hizo expulsar faltando algunos segundos.

Arsenal se llevó una victoria justa por estar firmes atlética y psicológicamente. El 2 a 0 dejó a Racing en sus horas más opacas del último lustro y más. Un equipo sin reacción, sin ánimo, sin alternativas. Y un entrenador que en la semana había aclarado que ante Flamengo, por Copa Libertadores, el plantel llegaría cien puntos. No «Arse» falta decir más nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*