PORTUGAL 0 – FRANCIA 1: KANTÉ PRIMERO

Por: Marcelo Patroncini

Era, posiblemente, el encuentro bisagra para ver quién seguía con vida en la lucha por el título de la Liga de Naciones de Europa. El Equipo de los Escudos, último y único campeón de este certamen tras batir a los Países Bajos en la final, tropezó en Lisboa ante un elenco de Les Bleus que celebró el 1 a 0 y sueña despierto con alzar el trofeo que le hace falta en sus vitrinas.

Un remate de Cristiano Ronaldo a los 5 minutos del primer tiempo que generó el rebote del hincha de Racing, Hugo Lloris, empezaba a graficar las buenas intenciones de Portugal que supo jugarle de igual a igual al campeón del mundo reinante. Francia, respondió con un zapatazo de Kignsley Coman que Rui Patricio mandó al córner y, rápidamente, con un mano a mano que le guardameta le ahogó con su botín izquierdo a Anthony Martial.

Mientras Suecia y Croacia completaban el pleito de la zona, ya sin chances de acceder a más pero poniendo en riesgo su participación en la elite de la UEFA Nations League, los lusitanos y los galos seguían yendo al frente en búsqueda de un triunfo que les permita sacar un pescuezo de ventaja a falta de una fecha para el cierre de los grupos.

Francia parecía tener la iniciativa. Un cabezazo de Adrien Rabiot, apenas pasado el cuarto de hora, salió sacándole astillas al parante diestro de Rui Patricio. Sin embargo, Portugal reaccionó en su propio domicilio y emparejó los piolines de la contienda aunque las más claras seguían siendo de la visita como un testazo del mismo jugador que se estrelló contra el caño zurdo de la cueva local.

A cinco para el entretiempo, Rui Patricio le tapó un mano a mano terrible a Martial. Ya Les Bleus merecían el triunfo y el gol tan ansiado llegó en el arranque de la complementaria cuando, a los 8 minutos, Rabiot castigó con firmeza, el arquero dio rebote, y NGolo Kanté empujó la caprichosa en el área chica para clavar el 1 a 0 en el Estadio Da Luz.

Sacando algunos embates del elenco galo, fue el Equipo de los Escudos quien salió a buscar el empate. El palo derecho de Lloris se lo negó en una ocasión inmejorable. El arquero más tarde voló para desactivar un bombazo tremendo de João Moutinho. Y, con el reloj en su contra, los de Fernando Santos terminaron perdiendo también contra su propia impaciencia así como ante los dirigidos por Didier Deschamps.

Portugal quedó con las manos vacías en su casa y con CR7 como abanderado de un conjunto que, posiblemente, quede sin chances de llegar al título en la Liga de Naciones de Europa. Francia, en un momento brillante de su fútbol, ganó 1 a 0 y con un empate ante Suecia el próximo martes, dará un paso gigante hacia el objetivo final de esta competencia.