PAÍSES BAJOS 3 – BOSNIA 1: NARANJA TENTACIÓN

Foto: @OnsOranje

Los Tulipanes hicieron los deberes, aplastaron a los Lirios de Oro por 3 a 1, y quedaron expectantes de lo que pueda suceder en la última fecha de la zona de grupos de la Liga de Naciones de Europa. Más allá de eso, la Naranja Mecánica debería derrotar a Polonia y esperar que Italia empate o pierda justamente ante los balcánicos que están próximos a cumplir un año sin victorias.

Bosnia Herzegovina tuvo un 2020 como el resto del mundo: catastrófico. Sacando un empate frente a la Azzurra y otro ante justamente los neerlandeses, el resto fueron derrotas e incluso el frustrante adiós a la Eurocopa del 2021 tras caer por penales frente a Irlanda del Norte en la eliminatoria. Los Países Bajos, que dejaron pasar más de un tren para volver a pelear por el título en este certamen, llegarán a la jornada decisiva con esperanzas de conseguir ese pasaje.

A los 2 minutos de partido, el dueño de casa avisó con un centro cerrado de Owen Wijndal que sorprendió a todos y se estrelló contra el palo izquierdo de Ibrahim Sehic. No obstante, los de Frank de Boer, no tardaron en abrir la cuenta en Ámsterdam. Iban cinco cuando Denzel Dumfries lanzó un buscapié en el área rival y, Georginio Wijnaldum, empujó la caprichosa sin marca alguna para estampar el 1 a 0.

Sacando algún intento aislado de Miralem Pjanic, la visita resistía los embates de un dueño de casa dispuesto a todo para ejercer presión en el otro cotejo del grupo. Así fue como, antes del cuarto de hora, Memphis Depay mandó un envío áreo al segundo parante, Steven Berghuis bajó la pelota hacia el medio, y Wijnaldum nuevamente, en soledad, sopló para estirar la diferencia.

Los Países Bajos se divertían de tres cuartos de campo hacia adelante. Luuk de Jong anotaba el tercero pero, el mismo, era anulado por posición fuera de juego. Bosnia Herzegovina abusaba de centros que no iban a llegar a destino frente al metro ochenta y ocho de Tim Krul. Y así no sólo se iba el capítulo inicial sino que también iniciaba la complementaria con similar tónica.

A los 9 minutos de la etapa final, la Naranja Mecánica volvió a inflar las redes con una fotocopia de los otros goles. Dumfries de arremetida llegó a línea de fondo y tocó hacia el corazón del área chica donde Depay, arrojándose al césped, conectó sin ser molestado para poner el 3 a 0. Los Lirios de Oro descontaron pasado el cuarto de hora por intermedio del recientemente ingresado, Smail Prevljak, pero luego no volvieron a intimidar a Krul en Ámsterdam.

Bosnia Herzegovina, de un 2020 para el olvido en todo sentido, podrá quedar sólo en la historia si corta la racha adversa y le gana a Italia o, al menos, si le saca un empate. Esa misma es la tentación con la que sueñan los Países Bajos que, dependiendo de ese resultado, y de un triunfo de ellos ante Polonia, podría llevarlos a la siguiente fase de la Liga de Naciones de Europa. Sino, de nada habrá servido este impecable 3 a 1 en casa de Los Tulipanes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*