ITALIA 4 – ESTONIA 0: UN «GRIFO» ALEMÁN REGÓ UNA FLORENCIA DE GOLES

Foto: @footballflame01

Por: Marcelo Patroncini

La Azzurra, previo a sus compromisos de Liga de Naciones de UEFA, jugó un amistoso ante los Camiazules en Florencia y festejó un indiscutible 4 a 0. Un doblete de Vincenzo Grifo, nacido en Alemania pero claramente más tano que la pastasciutta, le permitió a los de Roberto Mancini encaminar un triunfo cómodo ante los hombres de Karel Voolaid.

Estonia, cerca del descenso a la menor de las categorías de este torneo por países, intentó hacerle frente a Italia en casa de la Fiorentina pero, sacando algún intento en el inicio de la complementaria, nada pudo hacer frente a un contrincante que luchará con Polonia y los Países Bajos para intentar meterse en la pelea por el reinado europeo.

Antes del cuarto de hora, Grifo abrió la llave para encaminar la goleada. Un bombazo de casi 30 metros se estrelló contra el palo izquierdo de Marko Meerits que voló para la foto. La caprichosa, después de dar en el parante, besó las redes. El dueño de casa, amplió a los 26 minutos cuando Federico Bernardeschi probó también desde afuera y encontró el mismo hueco para guardar la caprichosa contra la ratonera zurda de la visita.

En la segunda mitad, el arquero del Torino, Salvatore Sirigu, fue clave para salvar en un par de ocasiones a la Azzurra en casa de la Fiorentina. Pero, los de Mancini, para evitar la escueta diferencia, tuvieron dos penales que ayudaron a liquidar la historia. Primero fue Georgi Tunjov quien rozó a Roberto Gagliardini para que Grifo, desde los doce pasos, pusiera el 3 a 0. Después, Henri Jarvelaid tocó a Ricardo Orsolini dentro del área y, el propio hombre del Bologna puso cifras definitivas en el Artemio Franchi.

Italia goleó 4 a 0, aflojó tensiones, tuvo un poco de vuelo futbolístico, y ahora quedó concentrada para el compromiso del venidero domingo donde, claramente, no puede perder si es que quiere seguir con vida en la UEFA Nations League. Estonia, su rival en Florencia, sabe que una nueva derrota, en este caso ante Macedonia, los relegaría a la menor de las categorías de este torneo por países que organizan en Europa.