BOLIVIA 2 – ECUADOR 3: TE QUITO LA PAZ

Por: Marcelo Patroncini

La Verde sumó otra jornada para el olvido y, por más que cuente con chances matemáticas de sobra, Qatar 2022 será casi utópico para los del altiplano. En su segunda presentación como locales en estas eliminatorias, la escuadra de César Farías volvió a desaprovechar la altura de La Paz. Esta vez, fue el elenco con sede en Quito quien se llevó los tres puntos para sus pagos. Y, La Tri, que venía de aplastar a Uruguay, alcanzó provisoriamente en la cima tanto a Argentina como a Brasil.

Después de once derrotas, tres empates, y apenas un triunfo amistoso ante Haití, la Selección de Bolivia dejó pasar una nueva oportunidad para encaminar su rumbo. Lejos de otras épocas donde brillaban los Marco Antonio Etcheverry y los Erwin «Platiní» Sánchez, el país que aún no cosechó unidades en este camino a la Copa del Mundo, sintió el golpe incluso de ni siquiera haber rescatado un punto en el Hernando Siles frente a Ecuador.

Los muchachos de Gustavo Alfaro merecieron en el primer tiempo y se fueron al descanso con el resultado adverso. Los de Farías, cuando mejor estaban en la complementaria, lo perdieron por una mano de Adriano Jusino que Wilton Pereira Sampaio debió convalidar a través del análisis de video para sancionar la pena máxima. Sumamente cambiante, indescifrable, y festejado por los vestidos de amarillo.

Pudo abrir la cuenta Ecuador a los 7 minutos cuando Michael Estrada no pudo soplar un centro desde la izquierda de Junior Sornoza. Pasado el cuarto de hora lo tuvo Ángel Mena con un cabezazo a quemarropa que Carlos Lampe resolvió con creces. Recién, desde ese momento, Bolivia empezó a reaccionar con algun tibio disparo de Erwin Saavedra hasta que, cuando iban 36, Enrique Flores llegó a línea de fondo, tocó hacia atrás y encontró a Juan Carlos Arce que, sacándose dos marcas de encima, no perdonó a Alexander Domínguez.

La felicidad en La Paz se multiplicaba porque, antes del entretiempo, Lampe evitaba la caída de su valla al taparle otra situación formidable a Mena tras una asistencia exquisita de Moisés Caicedo. Pero, la tranquilidad duró realmente poco para el dueño de casa ya que la visita salió con otro ímpetu a la complementaria y, en un parpadeo, torció la historia.

Iban 45 segundos de la etapa final y Ecuador llegó al merecido empate gracias a la potencia y la velocidad de Beder Caicedo que sacó un zurdazo inatajable ni bien piso el rectángulo mayor. Estrada, más tarde, pudo ampliar con un bombazo que se fue desviado. Pero, sin embargo, a los 10 minutos, Mena barrió todas las que había desperdiciado para estampar el 2 a 1 después de hamacarse dentro del área grande y guardar la caprichosa contra la base del palo derecho de Lampe.

Bolvia parecía al borde del nocáut pero su rival se relajó por completo en el Hernando Siles. De esta forma, el dueño de casa fue al frente como una tromba y, antes del cuarto de hora, Marcelo Moreno Martins conectó de cabeza hacia la cueva al guardameta de Vélez Sarsfield que nada pudo hacer para evitar el empate en una contienda muy entretenida en La Paz.

La Verde se animó, sabía que ya tenía un poroto posiblemente en el bolsillo pero también veía que su oponente no reaccionaba. Moreno Martins estaba enfurecido. El ex Werder Bremen de Alemania y Wigan de Inglaterra hasta intentó de media cancha sin lograr sorprender al lungo arquero. También buscaban su tanto Flores y Henry Vaca. El dominio, a esa altura, le pertenecía a los locales.

Si bien el 2 a 2 parecía un aceptable reparto de puntos, La Tri despertó sobre el epílogo. A cinco del tiempo cumplido, Jusino quiso despejar una pelota y le dio en su mano. Toda la visita le reclamó a Pereira Sampaio, el brasileño se contactó con los asistentes del VAR y sancionó el penal para la escuadra de Alfaro que Carlos Gruezo cambió por gol.

Lo poco que le quedaba al pleito le terminó correspondiente a Ecuador que encontró espacios en ofensiva, no pudo llegar al cuarto, pero se conformó con el 3 a 2 que lo dejó muy bien posicionado en el arranque de la competencia soñando con Qatar 2022. Bolivia, que sumó su duodécima derrota en sus últimas dieciséis presentaciones, confiaba en que al menos podía sacar un empate. Hasta que una escuadra con más ambición y mejores ideas le «Quitó La Paz» en el Hernando Siles.