GENOA 1 – ROMA 3: EL DEPORTIVO ARMENIO

Foto: @ASRomaEn

Por: Marcelo Patroncini

Un hat-trick del nacido en Armenia, Henrikh Mkhirayan, le permitió al elenco Giallorossi cantar victoria en la Liguria. El 3 a 1 de La Loba frente al Grifo dejó al local en la zona candente del descenso mientras que, a su vez, le permitió a los conducidos por Paulo Fonseca trepar peldaños en la Serie A de Italia.

Fueron tres goles de un mismo hombre que jugó uno de los mejores partidos de toda su carrera. Cerca estuvo, incluso, de anotar cuatro cuando, en el arranque del pleito, sacó un bombazo desde la medialuna que, entre Mattia Perín y el travesaño del Genoa le negaron un festejo más al intratable atacante de la Roma.

Más allá de eso, el armenio con pasado en el Borussia Dortmund de Alemania y el Manchester United de Inglaterra, tuvo revancha antes del entretiempo. De un córner ejecutado por el francés, Jordan Veretout, llegó el cabezazo de Mkhitaryan que empezó a marcar el rumbo del encuentro. Una diana en el momento clave para que la visita pudiese irse arriba en el score al descanso.

En sí el partido era parejo y eso quedó demostrado a los 5 minutos de la complementaria cuando, Genoa, consiguió el empate. Aprovechando a una Roma adelantada en sus líneas, el dueño de casa logró el 1 a 1 gracias a un lindo pase filtrado de Gianluca Scamacca para que Marko Pjaca defina mano a mano frente al español, Pau López.

Pero, la Loba tenía cartuchos guardados para quedarse con los tres puntos y, aprovecharon la mira calibrada de Mkhitaryan para ganar el encuentro. Iban 20 cuando Bruno Peres fue a buscar un largo pelotazo, descargó hacia el medio, y sin marca alguna, el armenio fusiló a Perín para clavar el 2 a 1.

La visita se aseguraba el triunfo en el Luigi Ferraris pero no lo liquidaba e incluso se perdía goles hechos como el mano a mano dilapidado por Bryan Cristante. Y, para evitar cualquier sufrimiento, a cinco del final, Mkhitaryan volvió a hacer de las suyas tras definir con una especie de volea al centro de Pedro Eliezer Rodríguez.

Genoa, derrotado pero sintiéndose fuerte, cerró la séptima fecha de la Serie A con una derrota que lo deja en zona de descenso y con una quincena de mucho trabajo por delante. Roma ganó 3 a 1 en condición de visitante, arrimó sus pretensiones a la parte alta de la tabla, y se llevó la victoria para la capital italiana en una jornada donde, tranquilamente, fue una monotonía absoluta del «deportivo» Armenio.