ARSENAL 1 – ATLÉTICO TUCUMÁN 2: VISITANTE ILUSTRE DE AVELLANEDA

Foto: @LigaAFA

Por: Administrador

Después de la goleada por 4 a 1 sobre Racing la semana pasada, el Decano volvió a visitar Avellaneda por la Liga Profesional de Fútbol. Y, en el mediodía del domingo, los de Ricardo Zielinski volvieron a cantar victoria tras vencer por 2 a 1 al Viaducto en Sarandí. De esta forma, los del «Ruso» lideran en soledad el grupo uno de la elite argentina.

Después de un primer tiempo para el olvido, Arsenal parecía encaminar el rumbo en el Julio Humberto Grondona. No obstante, los de Sergio Rondina terminar el partido de la misma forma que lo empezaron. El dueño de casa pago carísimo sus desaciertos, no liquidó cuando correspondía, y se quedó con las manos vacías ante un Atlético Tucumán que se quitó la espina de haber quedado eliminado de la Copa Sudamericana.

El capítulo inicial fue un espanto. Imprecisiones por doquier, falta de ideas y apenas algunos destellos de Jesús Soraire por el lado local. La visita, a diferencia del conjunto vestido de celeste y colorado, madrugó con el gol de Gabriel Risso Patrón y pasó a dominar los hilos del encuentro. El zaguero, a los 7 minutos, se encontró con una pelota boyando dentro del área, tras un achique correcto de Maximiliano Gagliardo, y no perdonó.

Atlético Tucumán, valiéndose del descalabro defensivo de Arsenal, contaba con una ocasión más aprovechando el arco desguarnecido pero careciendo de puntería en el zapatazo de media cancha que disparó Ramiro Ruíz Rodríguez, una de las figuras que tuvo el encuentro en la soleada jornada del sur del Gran Buenos Aires.

Los de Rondina salieron a la complementaria con otro ímpetu y le arrebataron el protagonismo a los de Zielinski. A los 11 minutos llegó el empate luego de un tiro libre mayestático de Nicolás Castro que dio en el palo derecho de Cristian Lucchetti. El rebote le quedó a Lucas Albertengo, el ex Atlético Rafaela acomodó la pelota con el brazo, y le sirvió el tanto a Mateo Carabajal que infló las redes con un violento derechazo.

El 1 a 1 agrandó al Viaducto frente a un Decano dormido, mal descansado, y que llegó a Buenos Aires en la noche del sábado horas antes del encuentro. Pero pasada la media hora de la segunda mitad, Emiliano Méndez vio la segunda amarilla, dejó a su equipo con diez y empezó a complicar el panorama. Más allá de eso, el Arse dilapidó un mano a mano en los pies de Jhonatan Candia con Lucchetti vencido. Fue el cuerpo de Mauro Osores quien le salvó la vida al ex arquero de Banfield.

Sobre el cierre, los de Zielinski apostaron a ganador y se llevaron el premio máximo. Gagliardo le tapó un remate a quemarropa a Ramiro Carrera. Más tarde desvió otro, de Marcelo Ortíz aunque, en este caso, el tiro del zaguero quedó vivo en el área chica y, el otrora Lanús, Lucas Melano, no perdonó al encontrarse semejante obsequio para festejar y embolsar tres unidades de oro.

Arsenal, que venía de empatar sin goles ante Unión de Santa Fe, tuvo un pasaje interesante y un buen tramo del mediodía para el olvido. Atlético Tucumán, que hace una semana daba el batacazo en Avellaneda frente a Racing, volvió al mismo partido para repetir el triunfo. Y el 2 a 1 en Sarandí, dejó a los del «Ruso», cómodamente en la cima de la zona.