UNIVERSIDAD CATÓLICA 2 – SOL DE AMÉRICA 1: UNA BUONANOTTE PARA REZARLE A ZAMPEDRI

Por: Marcelo Patroncini

Los Cruzados se quedaban afuera de la Copa Sudamericana después de haber sido eliminados de la Libertadores hasta que la aparición de los argentinos le permitió meterse en octavos de final del certamen continental. Tras el 0 a 0 en Paraguay, los de Ariel Holan se impusieron por 2 a 1 en el San Carlos de Apoquindo y dejaron con las manos vacías al Danzarín de Asunción.

Universidad Católica dominó pero sufrió más de la cuenta para lograr su cometido en Santiago. La parda sin goles hasta el descanso era negocio sólo para un Sol de América que, en el inicio de la complementaria, se encontró con un premio que parecía darles la gloria máxima del otro lado de la Cordillera de Los Andes.

Iban 8 minutos del capítulo inicial cuando los locales se quedaron con diez hombres, por la doble amarilla que recibió Valber Huerta. Más allá de eso, la visita contó con un penal que Nildo Viera cambió por gol y, así, los Dragones Azules se ponían arriba en el score obligando a prácticamente a los chilenos a ganar como sea para seguir con vida en la Sudamericana.

Con mucho empuje propio, y apelando a los jugadores de buen pie, Holan halló en sus compatriotas la solución para evitar el tropiezo que los deje sin competencia internacional hasta el 2021. En una de las primeras que tuvo, y tras algunos segundos en cancha, Diego Buonanotte no perdonó a Rubén Escobar y emparejó el pleito.

El 1 a 1 le seguía sirviendo al Danzarín que, más allá de tener un hombre de más en cancha, no paraba de sufrir los embates de un Cruzado que iba en búsqueda de ese gol que cambie la historia. Y, tras tantas plegarias, Fernando Zampedri desató la locura en el San Carlos de Apoquindo para un dueño de casa que, a diez del final, se ponía arriba en el score para luego conservar el resultado y meterse en octavos de final.

Sol de América se retiró de la competencia con las manos vacías y con la ilusión de no haber estado tan lejos de ubicarse entre los mejores dieciséis de la Sudamericana. Universidad Católica, con un 2 a 1 bien argentino, pasó de fase donde se medirá con River Plate de Uruguay sabiendo que, de seguir su camino al título, debería medirse con Vélez Sarsfield o Deportivo Cali.