PATRONATO 1 – HURACÁN 2: SUEÑOS, CON PARTIDOS

Foto: @LigaAFA

Por: Marcelo Patroncini

El Globo volvió a demostrar que el trabajo de la pretemporada dio sus frutos en un equipo firme, compacto, con ideas, distinto al que no entusiasmaba hasta el inicio de la pandemia. En Paraná, los muchachos de Israel Damonte, se impusieron por 2 a 1 para quedar provisoriamente en la cima del grupo seis de la Liga Profesional. El Patrón, último y con dos caídas al hilo, sólo goza que no habrá descensos.

Huracán no tuvo la pelota pero si las situaciones más claras en el Presbítero Padre Grella. Molestando en instantes claves, los de Parque Patricios cantaron victoria en Entre Ríos frente a un Patronato que reaccionó recién en la complementaria cuando el resultado era completamente adverso para los hombres de Gustavo Álvarez.

Dos veces lo tuvo Juan Garro. El nacido en Mendoza probó suerte con un zapatazo que se fue cerca del palo izquierdo de Daniel Sappa en el arranque del pleito. Más tarde, tuvo un mano a mano realmente formidable, tras exquisita asistencia de Andrés Chávez, pero el otrora Godoy Cruz se encontró con el arquero rival que desvió la definición y, más tarde, el palo derecho hizo el resto para dejar el score en cero.

Pasada la media hora, Huracán se encontró con el merecido gol. De una pelota que boyaba en el área grande, Chávez se encargó de adueñarse de la redonda y buscar el mejor perfil. El ex Banfield salió del rectángulo mayor, giró, disparó y con un pique en falso, sorprendió a Sappa que nada pudo hacer para evitar la caída de la cueva de Patronato.

El Globo, a los 18 minutos de la segunda mitad, estiró la diferencia con un golazo de 30 metros producto de un violento derechazo de Franco Cristaldo que se incrustó contra el ángulo superior derecho del arco local. Ya el 2 a 0 parecía irreversible sobre todo porque, el dueño de casa, poco había realizado para intimidar a Facundo Cambeses.

El Patrón, en una de las primeras claras, se encontró con el descuento. Gustavo Canto, ex Ferro, recién había ingresado y demostró su calidad con un desborde que ubicó la caprichosa en la cabeza de Júnior Arias que no perdonó en la zona candente. Más allá de eso, la tardía respuesta y la falta de suerte, lo dejó con las manos vacías porque Renato Civelli se lo sacó en la línea a Lautaro Comas y, en el rebote, Cambeses voló para sacárselo a Gabriel Compagnucci.

Huracán, de gran pretemporada y con un debut soñado empatando ante Vélez, volvió a demostrar que con el correr de los partidos podrá potenciar la ilusión de pelear arriba. El 2 a 1 en Paraná frente a Patronato lo dejó en lo más alto de la tabla de posiciones, al menos, hasta que Gimnasia La Plata complete su contienda con el Fortín en el Bosque.