ATHLETIC BILBAO 2 – SEVILLA 1: PERDIÓ SU SILLA

Por: Lautaro Castiglioni

Sevilla le ganaba desde temprano al Athletic Bilbao con el tanto de Youssef En-Nesyri. Sin embargo, los Leones consiguieron darlo vuelta en el final de encuentro por intermedio de Iker Muniain y Ohian Sancet para adjudicarse los tres puntos.

En el San Mamés, Athletic Bilbao recibía a Sevilla en el marco de la octava jornada de La Liga. El dueño de casa, que venía de caer ante Osasuna, buscaba recuperarse en su casa para despegarse de los puestos de abajo; la visita, arrastrando tres cotejos sin victorias, quería cortar la racha adversa para no comprometerse con la Zona de descenso.

Iniciado el encuentro, los dirigidos por Julen Lopetegui conseguirían la ventaja sobre los 9 minutos cuando Youssef En-Nesyri capitalizaría un centro desde la izquierda para definir y, desvío mediante, derrotar a Unai Simón para establecer el 0-1.

Desde entonces, el encuentro se desarrolló de manera pareja y cambiante. Los Leones tendrían una ocasión de peligro en la cabeza de Raúl García pero el balón saldría por línea de fondo. La primera parte llegaba a su fin y la victoria correspondía a la visita por la mínima.

En el complemento, En-Nesyri tuvo en su cabeza el segundo tanto con un certero cabezazo pero Íñigo Martínez evitó la caída sobre la línea. El local respondería por la misma vía con Dani García y fue Bono el que contuvo la pelota.

Los minutos pasaban, el partido era parejo y Sevilla sostenía la ventaja. Sin embargo, todo se desmoronaría sobre el final ya que los dirigidos por Gaizka Garitano empatarían con un violento zurdazo de Iker Muniain sobre los 31 minutos. Más tarde, a falta de cuatro para llegar a los 90 regulares, Ohian Sancet sería quien aparezca y defina con su pierna diestra para desatar la locura de sus compañeros.

En cuestión de minutos, Athletic pasó del 0-1 al 2-1 y se adjudicó los tres puntos del duelo. De esta manera los Leones alcanzan las nueve unidades y trepan hasta el 11° lugar de la tabla. Sevilla no levanta cabeza, se mantiene con siete puntos y se complica en la parte baja.