HOUSTON DYNAMO 1- COLUMBUS CREW SC 1: HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA

Gentileza: Thomas Shea-USA TODAY Sports.
Gentileza: Thomas Shea-USA TODAY Sports.

Por: Martin Mouro

Por lógica, el encuentro tendría por equipo dominante al elenco visitante: en cuanto a puntos, Houston Dynamo es de las peores franquicias teniendo en cuenta ambas Conferencias, mientras que Columbus Crew se encuentra entre los mejores cuatro. Pero el fútbol nos regala partido tras partido sorpresas completamente inesperadas, y el cotejo en cuestión fue una de ellas: Dynamo fue ampliamente superior en todos los sentidos del trámite del juego, excepto por la efectividad en el área contraria.

Sí, la efectividad es sin dudas el problema de Houston. Los locales aceitan cada vez más su dinámica de juego y comienzan a jugar de igual a igual ante rivales de alto calibre como Columbus Crew (una franquicia ya clasificada a los play-offs), pero no logra concretar de forma correcta las múltiples chances de gol que generan. 24 remates, 6 al arco, 1 gol.

Por su parte, la «pandilla» de Ohio bajó notoriamente su nivel en las últimas semanas, en relación con su inmejorable inicio de semestre, logrando victoria tras victoria ante oponentes con alto nivel de dificultad. A pesar de esto, hoy se encuentra tercero en la Conferencia Este (habiendo disputado un partido menos que sus principales competidores). En la noche del sábado, los dirigidos por Caleb Porter apenas consiguieron 8 remates, 1 al arco rival, y 1 gol.

Eloy Room, portero de la Crew, fue el gran MVP de la noche. A lo largo de la primera etapa recolectó una interminable cantidad de movimientos y atajadas destacadas para mantener el arco en cero. El único error que registró, fue en la jugada que terminó con su tan ansiada valla invicta en la noche: Memo Rodríguez convirtió en segunda instancia luego de que Room le tape el primer remate furtivo ejecutado por el estadounidense. Locura total y festejo en BBVA Compass Stadium promediando los 37 del primer tiempo.

El empate llegó en el complemento: 67 minutos pasados del pitazo inicial, centro de Derrick Etienne y auto-gol del argentino Víctor Cabrera. El ex- River Plate no pudo evitar introducir la número cinco en su propio arco, en el afán por despejar el balón de la jugada. Infortunio total para el defensor central de 27 años y paridad en el marcador. Columbus Crew (que también contó con el ingreso de un argentino en la segunda etapa: Lucas Zelarrayán) se encontró de casualidad con el grito sagrado y le amargó la noche a los vestidos de naranja.

El tiempo restante del partido fue anecdótico. Houston fue a por todo, generando ocasiones de gol por doquier, pero enfrentándose a la dura imprecisión y una defensa firme (una de las pocas virtudes que pudo sacar a relucir la pandilla de Ohio). Con impotencia, pero sabiendo que es una mera cuestión de puntería, los locales tuvieron que conformarse con el punto (posicionándose en el décimo lugar de la Conferencia Oeste), ante un Columbus Crew que perdió una chance más de subirse a la punta del Este.