B. MÖNCHENGLADBACH 2 – REAL MADRID 2: CASEMIRO EL ABISMO

Foto: @RealMadrid

Real Madrid perdía y se complicaba en Alemania, sin embargo el brasileño Casemiro asistió para el descuento y convirtió el empate durante los últimos seis minutos de juego. El Gladbach lo tenía en el bolsillo, pero se dejó llevar puesto.

Noche de Champions en el Borussia Park, allí donde el Mönchengladbach recibió al Real Madrid por la segunda fecha del Grupo B. El Merengue llegaba de sufrir una histórica derrota ante Shakhtar, intercalada por la importante victoria en el Clásico frente al Barcelona.

El Real intentó imponer condiciones, pero más allá de pisar con cierta regularidad el campo rival le faltó precisión en las inmediaciones del arco. Lo más cerca que estuvo fue con un derechazo que Benzema desvió y el tiro que Yann Sommer le rebotó a Kroos.  

El Gladbach aparecía presto para ocupar espacios en el contragolpe, y así fue como superando la media hora Alassane Pléa capturó una segunda jugada tras pelotazo, recibió la pared de Hofmann y sacó el perfecto pase al área que encontró la carrera de Marcus Thuram; el hijo de Lilian rompió a espaldas de Lucas Vázquez y de zurda fusiló a Courtois.

La visita recogió el guante pero no encontró los caminos, y aunque en el arranque del complemento casi empata con un rechazo rival que dio en el palo fue el Mönchengladbach quien estiró diferencias con otro ataque rápido que encontró al Madrid a contrapierna.

Stefan Lainer recibió por banda derecha y sacó el centro que Pléa conectó con lindo derechazo desde la medialuna; Courtois dio rebote y Marcus Thuram, en plena área chica habilitado por Mendy, lo capturó a gol. Doblete del francés para el 2-0 en siete del complemento.

Lo que quedó de partido fue la lucha Merengue por descontar. Zidane puso en cancha a Modric y Hazard e incluso Sergio Ramos disputó el último cuarto de hora clavado en posición de nueve. Pero los caminos no se abrieron, el choque fue constante e incluso el dueño de casa tuvo avances interesantes para convertir nuevamente.

Pero cuando todo parecía perdido, Real Madrid encontró dos goles casi de la galera. A tres de los noventa Federico Valverde jugó el centro largo desde banda derecha que Casemiro, saltando sobre la línea de fondo, bajó por el poste opuesto; la redonda fue para un Benzema que resolvió perfecto, de espaldas con zurdazo a gol.

El segundo llegó cinco minutos después, culminando el segundo de los cuatro minutos adicionados, con un maravilloso centro de Luka Modric que Sergio Ramos conectó para Casemiro; el brasileño abrió el pie derecho para superar a Sommer y rubricar el 2-2 definitivo.

Real Madrid salvó el punto con lo justo, sigue último pero ahora solo tres puntos lo separan del líder Shakthar en el apretadísimo grupo B. La parda también le permitió evitar que Mönchengladbach le saque un partido diferencia. Ahora jugará dos partidos ante el Inter, que tampoco ganó, en una serie decisiva para las aspiraciones de ambos. Se juega el próximo martes en Madrid y el 25/11 en Milán.

El Gladbach suma dos puntos y tendrá doble encuentro contra Shakthar, el primero en Ucrania y el segundo en Alemania.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*