GETAFE 0 – GRANADA 1: SE VIENE EL ESTALLIDO

Foto: @GranadaCdeF

Por: Marcelo Patroncini

Los Nazaríes volvieron a cantar victoria para quedar a tiro de la cima en La Liga. El conjunto de Diego Martínez se impuso por 1 a 0 sobre los Azules en Madrid. De esta forma, y gracias al tanto convertido de penal por Ángel Montoro, la escuadra de Andalucía quedó a un punto de la Real Sociedad que mira a todos desde arriba y, a la misma altura, que el poderoso Merengue del francés, Zinedine Zidane.

No fue el mejor cotejo del fin de semana ni mucho menos. Pocas emociones se sucedieron en el Coliseum Alfonso Pérez y, en verdad, lo más atractivo lo propuso el Getafe cuando, en la complementaria, se vio obligado a salir a buscar como mínimo el empate ante un Granada sumamente efectivo que, prácticamente sin merecerlo, se llevó tres unidades doradas para su molino.

En una etapa inicial bastante pareja, las acciones de riesgo quedaban marcadas en una por bando. La visita llegó a través del brasileño Kenedy quien probó con un tiro libre contenido a la perfección por David Soria. El local, con un poco más de ímpetu, probó con un zapatazo de Marc Cucurella que se desvió en un contrincante y terminó dando en el travesaño para, finalmente, perderse por línea de fondo.

El 0 a 0 parecía encaminarse rumbo a los camarines junto a los veintidós protagonistas. Hasta que Djené Dakonam derribó dentro del área a Yangel Herrera. Jesús Gil Manzano mordió del fruto de su silbato y, desde los doce pasos, Montoro no perdonó a la escuadra madrileña que, hasta ese entonces, no había pasado sobresaltos.

En la complementaria, los Azulones tuvieron la pelota y las oportunidades pero no supieron como vulnerar la férrea defensa del conjunto andaluz. Juan Camilo Hernández tuvo la parda en sus pies tras una linda asistencia del uruguayo, Mathías Olivera, pero, el portugués, Ruí Silva, se quedó con el disparo. Más tarde, el travesaño volvió a hacer de las suyas cuando le negó un hermoso cabezazo letal a Enes Ünal en la puerta del área chica.

Getafe no debía quedarse con las manos vacías y hasta contaba con aspiraciones de ser uno de los férreos candidatos a escoltar a la Real Sociedad. Sin embargo, en la lluviosa noche madrileña, fue el Granada quien consiguió todo eso gracias a un 1 a 0 que le permite estar cerca de la explosión en la cima.