MAJOR LEAGUE SOCCER: DEFINICIONES AGÓNICAS

Gentileza: Twitter New York Red Bulls.
Gentileza: Twitter New York Red Bulls.

La décimo-novena semana de encuentros que se disputó en la MLS, fue apenas discreta en relación con las últimas fechas de soccer estadounidense. Toronto FC continúa puntero indiscutido en el Este, mientras que en la Conferencia de enfrente, los dos elencos de Seattle lideran a base de buen gusto y efectividad. Comienzan a definirse los primeros clasificados a los play-offs, en una fecha plagada de goles que arriban en la agonía de los choques futbolísticos.

Una fecha feliz para gran parte de Canadá: Toronto derrotó en condición de local a un Atlanta United que no levanta cabeza (Eric Remedi, Marcelino Moreno y Esequiel Barco sumaron minutos para el equipo visitante). Cuando el partido acariciaba el final con un marcador clavado en un rotundo empate a cero, el argentino Pablo Piatti, sacó un as bajo la manga: a pesar de su baja estatura, supo impactar el centro enviado por Richie Laryea (letal al momento de escalar por la banda derecha) a través de un excelso cabezazo al palo más lejano de Guzán (portero de la franquicia de las «five stripes»). Mientras que, por su parte, el Montreal Impact del flamante Thierry Henry supo quedarse con los tres puntos ante Inter de Miami, a través de los tantos de Bojan Krkić y del argentino Maximiliano Urruti (que también convirtió agónicamente). El descuento para «Las Garzas» de la Florida fue establecido por un Brek Shea en racha, poniendo cifras finales a la victoria por 2-1 a favor de los canadienses. ¿El dato? en Inter sumaron minutos en cancha juntos los hermanos Higuaín, aunque en el final del encuentro, Gonzalo, «el Pipa», vio la tarjeta roja. También fueron de la partida Matías Pellegrini, Julián Carranza, Nicolás Figal y González Pírez.

Vancouver WhiteCaps ,restante franquicia oriunda del país vecino de EEUU con miras al Norte, sufrió una dura caída por la mínima (0-1) ante Los Ángeles Galaxy. Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto encontraron la victoria en el último minuto: impecable desborde y centro de Cristian Pavón, para que un recién ingresado Kai Koreniuk sentencie con su pierna derecha a un Evan Bush que no pudo mantener el cero en su vaya. Festejo desmesurado y desahogo total para el plantel de los galácticos que, a pesar de no lograr escaparle a la última posición del Oeste, cortó una racha de ¡siete! fechas sin victorias.

La «pandilla» de Ohio, también se sacó la mufa. Luego de cuatro enfrentamientos sin quedarse con los tres puntos en su haber, volvió a ganar. El Mapfre Stadium fue la locación en la que se dio la resurrección: 3-1 ante New York City, asegurándose la clasificación a los play-offs. Columbus Crew volvió a mostrar en su juego la razón por la que continúan siendo candidatos fijos a quedarse con el campeonato: dinámica y efectividad. Artur, Pedro Santos y Gyasi Zardes, los autores de los tantos locales. ¿El descuento de los de Manhattan? del argentino Valentín Castellanos, aprovechando una oportunidad a partir de un córner a favor.

Orlando City hizo lo suyo al empatar con la otra franquicia de NYC y acabó por quedarse con el cuarto cupo de cara a la fase eliminatoria. Nani desde el punto de penal ponía en ventaja a los de Óscar Pareja, pero en el último suspiro, a los 95 minutos de cotejo, Brian White de mediavuelta colocaba el resultado pardo en el marcador. El majestuoso Red Bull Arena extrañó de tamaña manera a la totalidad sus hinchas para resonar en su interior aquél grito sagrado de gol.

Por su parte, Chicago Fire también cosechó un punto a partir de su empate 2-2 recibiendo a un desmejorado Sporting Kansas City (en relación al comienzo de la temporada) que perdió la posibilidad de trepar en soledad a la punta del Oeste. Al igual que Minnesota United desperdició una inmejorable chance de alcanzar el cuarto puesto de dicha Conferencia empatando (también 2-2) como local ante Houston Dynamo. Todo sigue igual.

Los empates más significativos: los de Seattle. Portland Timbers (con Diego Valeri como titular) se tuvo que conformar con el 1-1, cuando acariciaba los tres puntos. Los Ángeles FC consiguió pardar el resultado en el último instante del encuentro (¡fecha agónica!) de la mano de un chico de 16 años: Christian Torres. El pibe no tembló para nada en una de las pocas que tuvo, y clavó el empate a los 93. Seattle Sounders igualó 0-0 ante el siempre difícil San José Earthquakes de Matías Almeyda (que contó con la prescencia de Cristian Espinoza y Andy Ríos en el once inicial) y quedó (una vez más) igualado en la cima del Oeste con su clásico rival.

Cerrando la fecha, Philadelphia Union fue conciso e incisivo en su visita al Gillette Stadium y a través de la capacidad goleador de «Tony» Fontana y el auto-gol de Andrew Farrell, derrotó a New England Revolution (que aún no puede contar con su capitán, Gustavo Bou). El descuento estuvo a cargo del siempre presente Tajon Bunbury. Un día después, Nashville se encargó de bajarle el telón a la semana 19 con un 3-0 demoledor ante los «Cowboys» de Dallas, que venían embalados antes de su visitan a Tennessee. Randall Leal, Jhonder Cádiz y Daniel Ríos, los protagonistas de una victoria soñada para la jóven franquicia amarilla, que sueña con alcanzar su primera fase eliminatoria.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*