SALZBURGO 2 – LOKOMOTIV MOSCÚ 2: NO TUVO ALAS PARA AGUANTAR EL RESULTADO

Imagen: @ChampionsLeague

Salzburgo y Lokomotiv Moscú igualaron 2 a 2 en lo que fue el inicio de la jornada del miércoles de la Champions League, un resultado que dejó más conforme a los rusos.  Dominik Szoboszla y Zlatko Junuzovic anotaron para el elenco austriaco mientras que Éder y Vitali Lisakovich convirtieron para el visitante.

El Red Bull Arena fue el escenario del primer duelo entre ambos conjuntos, que jugaron ante 3000 espectadores. El cotejo no era uno más, ya que los dos comparten el Grupo A con el Bayern Múnich y el Atlético Madrid. Por ende, salir victorioso de la batalla dejaba el camino liberado pensando en la Europa League. Aspirar a los octavos de final, ya sería un batacazo.

Cuando la pelota comenzó a rodar, reinó la paridad y fue el Lokomotiv el que llegó primero. El reloj marcaba 5´ cuando Anton Miranchuk remató cruzado y obligó a la estirada de Anton Miranchuk, que desvió el recorrido de la pelota. Un par de minutos más tarde, sería Rifat Zhemaletdinov quien tuvo la chance para los moscovitas pero se definición ajetreada por la marca, salió desviada.

El dueño de casa debió esperar hasta los 14 para tener su primer uhhh. Szoboszlai probó de media distancia pero se topó con la defensa de Guilherme.

No había dominador claro en la ciudad de Mozart cuando llegaría la primera emoción de la noche. Tiro de esquina ejecutado desde la derecha, la peinó Zhemaletdinov en el primer palo y Éder de cabeza puso el 1 a para el Lokomotiv. Si, dos cabezazos en el área es gol.

Salzburgo al verse en desventaja, empezó a presionar más y tratar de mejor manera la pelota. Buscó asociarse y realizar el juego que generalmente pregona. Patson Daka quedó mano a mano y una vez más Guiherme salvó su portería. El asedio de los dirigidos por Jesse Marsch iba en aumento ante un visitante que estaba replegado en campo propio.

Mohamed Camara fue el siguiente que casi empata en una contra pero su remate salió apenas ancho sobre el poste izquierdo.

Se iba el primer tiempo, cuando ya en tiempo adicional en una jugada preparada tras un córner (la pelota detenida si es importante), Szoboszlai sacó un hermoso disparo que se metió en el ángulo para marcar el 1 a 1.

Este tanto, envalentonó a los austriacos que en el complemento salieron decisivos y tendrían premio rápidamente. El reloj marcaba 5 minutos cuando Junuzovic probó de media distancia y con desvío incluido, daba vuelta la historia. Salzburgo quería aprovechar su momento y en la reanudación, Sekou Koita estrelló el balón en el palo.

Las camisetas rojas parecían tener energía (o energizante) extra en relación al Lokomotiv que no lograba generar peligro. De esta manera se iba desarrollando el segundo tiempo, donde el local comenzó a mermar en sus avances y comenzó a cuidar el resultado que era exiguo.

El encuentro entró en un pozo donde pasaba poco y nada. Se jugaba mucho en el medio campo y en ¾ del terreno rival. Mergim Berisha, rompió la modorra con un remate que salió desviado pero por lo que se estaba viendo sin dudas que fue una gran aproximación.

Y cuando nadie lo esperaba, Lisakovich de cabeza aprovechó una mala respuesta de Stankovic e igualó las acciones.

En el tiempo restante, los austriacos buscaron conseguir lo que parecía que era suyo y en la última Daka tuvo una oportunidad inmejorable pero falló en el mano a mano.

Fue empate 2 a 2 entre el Salzburgo y Lokomotiv Moscú en el estreno de ambos en el Grupo A de la Champions League. En la próxima fecha el equipo de la bebida visitará al Atlético Madrid mientras que los rusos serán anfitriones del campeón Bayern Múnich.  

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*