COLO COLO 0 – JORGE WILSTERMANN 1: PERMISO PARA VOLAR

Foto: @ATBDigital

El Aviador dio la gran nota en el grupo C de la Copa Libertadores, derrotó por 1 a 0 al Cacique en Santiago, y con la derrota de Paranaense en Uruguay, logró el primer puesto de una zona bravísima. La escuadra boliviana, dirigida por el argentino Cristian Díaz, carreteó y tomó vuelo del otro lado de la Cordillera de Los Andes con el sueño de seguir haciendo historia en el certamen más importante, a nivel clubes, del continente.

Nada estaba definido en la noche del martes. Delfín, horas atrás, había roto todos los pronósticos al meterse entre los mejores 16 de Sudamérica desbancando a Defensa y Justicia y Olimpia. Y, en Chile, el conjunto de Cochabamba escribió una de las páginas más inolvidables al destronar de la cima a un poderoso elenco brasileño que debió conformarse con clasificar segundo a la próxima instancia.

El cambiante cotejo en Montevideo confundía las expectativas en Santiago. Peñarol, ganando, hacía añicos los sueños del Colo Colo y quedaba como escolta de Paranaense en el grupo. Pero cuando el Carbonero pasó a perder, al que le sentaba mucho mejor el 0 a 0 parcial del otro lado de la montaña era a Jorge Wilstermann que no titubeó en ser visitante frente a uno rival de sumo poder.

La complementaria cobró en emociones en el Monumental. Nicolás Blandi despintó el travesaño con un cabezazo y el local desperdiciaba la chance de sentirse en siguiente fase. En una contra, Patricio Rodríguez exigía con un lindo remate a colocar a Brayan Cortés. Los argentinos eran figura en la noche chilena, pero el score cerrado no cambiaba mucho el panorama.

Peñarol no sólo conseguía el empate en Montevideo sino que volvía a ponerse en ventaja y, así, el que estaba más necesitado era el equipo de Díaz. Así fue como, el Aviador, a los 43 minutos, desató un festejo alocado gracias al zapatazo de Moisés Villarroel desde afuera del área grande. El mismo se desvió en Branco Provoste, descolocó a Cortés y se incrustó contra el caño derecho del arco del Cacique.

Colo Colo, que no perdía las esperanzas aunque el reloj no lo ayudara, tuvo el empate en un cabezazo de Felipe Campos que dio en el palo y luego fue a parar a los guantes de Arnaldo Giménez. Jorge Wilstermann, ganó 1 a 0, hizo historia en el grupo C de la Copa Libertadores, clasificó primero en el mismo, y pidió pista para seguir volando en este sueño internacional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*