DINAMO KIEV 0 – JUVENTUS 2: LA NARANJA HACE LA FELICIDAD

Imagen: @juventusfces

La Juventus arrancó con el pie derecho la Champions League 2020/21, al derrotar por 2 a 0 como visitante al Dinamo Kiev con un doblete de Álvaro Morata. De esta manera, el conjunto italiano mantiene su efectividad en suelo ucraniano donde jugó tres partidos y salió triunfal en todos.

El NSK Olimpiyskyi fue el escenario que abrió el telón de la Liga de Campeones, donde fueron testigos del cotejo más de 14mil personas. La Vecchia Signora tenía que enderezar el barco, tras un arranque irregular en la Serie A. Las noches de Copa son especiales y era la oportunidad ideal y además partía como favorito en la previa.

Sin Cristiano Ronaldo (aun sigue recuperándose del COVID-19) y con Paulo Dybala en el banco de suplentes, la juve saltó al campo de juego vestido de naranja. Como era de esperar tomó la iniciativa cuando el balón comenzó a rodar.

El Dinamo tomó la postura de defenderse en campo propio y esperar alguna contra salvadora. La primera oportunidad de riesgo, ocurrió a los 12 minutos cuando Federico Chiesa desbordó por la izquierda y sacó un remate cruzado que tapó bien abajo Georgi Bushchan.

El portero ucraniano sería partícipe de la siguiente acción, cuando salió mal de un tiro de esquina y le dejó servido el gol a Giorgio Chiellini que no pudo direccionar la pelota con destino a la red. El elenco de Turín era quien tenía la posesión pero le costaba poder romper esa barrera de camisetas blancas y azules.

Por eso a pesar de su dominio y tenencia, no generó demasiado riesgo en el primer tiempo. A los 33 minutos, Aaron Ramsey envío un centro rasante que conectó de taco Dejan Kulusevski y otra vez Buschan se lució para evitar la caída de su arco.

En tanto, el dueño de casa hizo poco y nada en ataque. Recién cuando ya se jugaba el tiempo adicional puso a trabajar a Wojciech Szczesny que controló sin demasiadas complicaciones un tiro libre de Vladyslav Supriaha.

El complemento tendría novedades rápidamente. Porque al minuto, Chiesa siguió dejando un surco por la izquierda y cedió Ramsey que a su vez tocó para Kulusevski. Y este sacó un buen remate que tapó Buschan pero Morata estaba atento para el rebote y puso el 1 a 0 para el visitante.

A pesar de estar en desventaja, los ucranianos no cambiaron su postura defensiva. De esta manera por un largo rato durante el ST, la Juve se hizo de la pelota y tocaba una y otra vez sin demasiado apuro. Igualmente esos constantes toques para el costado o atrás, dejaban la imaginación de los italianos a la hora de generar.  

El colombiano Juan Cuadrado era quien buscaba romper ese molde al igual que Chiesa que no era tan desequilibrante como el sudamericano. El visitante parecía estar cómodo por como estaba planteada la situación y hacía correr el reloj, ya que no sufría ataque alguno.

Pero claro, el Dinamo en algún momento tenía que reaccionar. Al ver que su rival solo se dedicaba a tocar en su propio campo se adelantó y con poco comenzó a merodear el área defendida por Szczesny. El portero polaco solamente se tuvo que exigir con un disparo de media distancia de Serhiy Sydorchuk que le dio potencia pero no dirección.

Con más espacio para atacar, los turinenses empezaron a apostar a la contra. Cuadrado se fue por la derecha y centró con destino a Morata que de cabeza puso el 2 a 0 y liquidó la historia seis minutos del final.

Ganó Juventus 2-0 en Ucrania y arrancó con el pie derecha la Liga de Campeones. Su próximo compromiso será ante el Barcelona en Italia, en un duelo clave para la punta del Grupo G.

En tanto el Dinamo Kiev, viajará a Hungría para verse las caras con el Ferencvárosi. En un partido donde el que gane podrá aspirar a la Europa League.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*