BARCELONA 5 – FERENCVAROSI 1: IGUAL «PIQUÉ» EN PUNTA

Foto: @FCBarcelona_es

El elenco Blaugrana, incluso con el primer expulsado de la temporada 2020/21 de la Champions League, no tuvo problemas en aplastar literalmente a las Águilas Verdes. La escuadra de Budapest, inquietó sólo en el arranque, pero después se vio doblegada por los del holandés, Ronald Koeman, que con el 5 a 1 demostraron querer arrasar en el grupo.

Barcelona tuvo que aguantar algún que otro sofocón, un planteo soberbio del Ferencvarosi desde el vamos, y luego dominó a su antojo. De hecho, el equipo representativo de Hungría en el certamen continental del viejo continental, anotó a los 9 minutos del capítulo inicial con una obra maestra de Tokmac Nguen pero todo quedó invalidado por offside del noruego que sancionó, el colegiado, Sandro Schärer.

A los 19 minutos, la visita también tuvo el primero en el violento zapatazo de Isael que reventó el palo izquierdo de su compatriota, Neto. No obstante, el repertorio cambió rotundamente cuando, el local, se atrevió a tocar en ofensiva. Y el conjunto Culé abrió la cuenta porque Lionel Messi se metió a pura gambeta dentro del área hasta que Adnan Kovacevic lo derribó.

La «Pulga» ejecutó el penal, marcó el 1 a 0, y ya nada volvió a ser lo mismo en el Camp Nou. Más allá de eso, al Barcelona se le daban las cosas y, bajo esa misma mirada, logró estirar la ventaja antes del entretiempo. Previo a su gol, Anssumane Fati le rompió el parante izquierdo a Dénes Dibusz. Eso sí, instantes más tarde, la mandó al fondo casi de casualidad. Tras ir a buscar un exquisito pase de Frenkie de Jong, una de las jóvenes promesas del fútbol mundial, le pegó directamente con el muslo, le cambió la atención al guardameta, y amplió el score.

Ferencvarosi, en el inicio de la complementaria, ya perdía 3 a 0 porque Philippe Coutinho le puso el moño a una jugada digna de play-station que le daba al Culé la libertad de manejar el pleito a su antojo. Eso sí, la mano cambió para los de Sergiy Rebrov puesto a que, promediando el capítulo final, no sólo descontaron a través del penal convertido por Igor Kharatin sino que, además, los de Koeman se quedaron con diez hombres por la roja directa al histórico, Gerard Piqué.

El escenario podía torcerse aunque, el dueño de casa, mostraba seguridad por doquier. Las Águilas Verdes adelantaron líneas en búsqueda de un resultado histórico y lo pagaron carísimo. Pedri, a diez del epílogo, mandó al fondo de la red una formidabla acción personal de Ansu Fati. Y, por último, Messi fue el que hizo la pausa justa para descargar con Ousmane Dembélé quien, sin marcas, le puso cifras definitivas al pleito en la noche catalana.

Ferencvarosi, que se metió en la zona de grupos desde la «qualy», amenazó con amargarle el debut a uno poderoso rival que sacó a relucir todas sus armas en el Camp Nou. Líderes con la Juventus, el Barcelona se impuso 5 a 1 en su domicilio y dejo en claro que buscará recuperar el brillo perdido. Eso sí, en la fecha siguiente, no podrá contar con una de sus estrellas de siempre. Sin Piqué, no obstante, intentará seguir picando en punta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*