NORUEGA 1 – IRLANDA DEL NORTE 0: «DALLAS» GRACIAS A TU RIVAL

Foto: UEFA

Los Vikingos volvieron a cantar victoria y, en un mano a mano que será apretadísimo con Austria, el conjunto nórdico cerró la fecha FIFA de octubre en lo más alto del grupo B1 junto al Wunderteam. Los del sueco, Lars Lagerbäck, se impusieron por 1 a 0 en la noche de Oslo frente a un Ejército Verdiblanco que estuvo cerca de llevarse un punto de no ser por el gol en contra de Stuart Dallas.

Al minuto de partido, Erling Haaland tuvo una situación clara para abrir la cuenta. Irlanda del Norte directamente ya quería volverse para el Reino Unido suponiendo que, el delantero del Borussia Dortmund de Alemania, seguiría afilado. Pero el blondo atacante tuvo la pólvora mojada y lo demostró justamente en una acción como esas donde Trevor Carson se quedó con el esférico. Noruega, más allá de eso, sería animador en su propio domicilio.

Con el oído y la mirada puesta en lo que harían Rumania y Austria, el dueño de casa también la pasó mal en el arranque ya que Conor Washington estuvo cerca de anotar el primer tanto algunos segundos más tarde y André Hansen se lo negó al ex Queens Park Rangers de Inglaterra. El inicio en Oslo era sumamente atrapante.

La cosa no pintaba del todo bien para Noruega cuando, a los 5 minutos, Corry Evans volvió a avisar contra la portería local. No obstante, los de Lagerbäck, se afirmaron en la verde gramilla del Ullevaal Stadion y le mostraron la chapa de candidato a un Irlanda del Norte que de ser «equipo sensación» en la última eliminatoria pasó a sumergirse en una meseta deportiva inexplicable.

Ante del cuarto de hora, y después del mismo, la visita volvió a asustar a Hansen que debió trabajar con firmeza para evitar dos tantos de Josh Magennis. Tras ello, el dueño de casa, asumió el compromiso se se protagonista para ir generando riesgo contra la retaguardia del elenco británico. Haaland probó a los 30 y también en el descuento donde encontró la salvada de Carson.

El 0 a 0 del primer tiempo fue algo mentiroso en Oslo. La única tranquilidad que tenía Noruega era que en Rumania, Austria también igualaba por el mismo score y, en el peor de los escenarios, ambos serían punteros pero con dos puntos menos de los que finalmente cosecharon. Irlanda del Norte, más allá de eso, en la complementaria sintió el rigor de su oponente.

Mohamed Elyounoussi estuvo cerca de abrir la cuenta en la segunda mitad. Luego fue Stefan Strandberg quien careció de puntería para ver como su intento se iba por línea de fondo. Hasta que a los 23 minutos, Martin Odegaard lanzó un centro y Dallas se lo metió contra su propia valla para desatar el afortunado festejo del dueño de casa. Para ese entonces, el Wunderteam también conseguía su triunfo en tierras rumanas y nada cambiaba en lo más alto del grupo B1.

Irlanda del Norte, colista y próximo a un inesperado descenso de categoría en la Liga de Naciones de Europa, apostará a salvarse en las últimas dos fechas. Noruega, que ganó 1 a 0, es líder, y de no mediar imponderables, en el último capítulo de esta fase inicial dirimirá, como visitante, si ascienden a la elite o lo hace Austria.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*