FC DALLAS 2- COLUMBUS CREW SC 2: UNA PELÍCULA DE «COWBOYS»

Gentileza: Twitter FC Dallas.
Gentileza: Twitter FC Dallas.

Fecha 15 de la Major League Soccer. Columbus Crew venía de tropezar duramente en la fecha anterior frente a un Toronto afilado. La punta no se modificó. Pero el tropezón en el estadio Toyota de Texas estuvo a punto de ser caída. Los «Cowboys» de Dallas son cada vez más protagonistas de la conferencia oeste y lograron un empate ante la Pandilla de Ohio, que está igualado en puntos con Toronto en la cima del Este.

El cotejo fue desde el principio una película de «Cowboys». Digno de un film de vaqueros en el lejano oeste, el encuentro fue entretenido y tenso desde un principio. Como buen film cinematográfico, el factor sorpresa se hizo presente: en el mejor momento del elenco visitante (Jimmy Maurer, goalkeeper de los Bulls, comenzaba a ser percibido como la gran figura), Dallas reaccionó. Picault abrió los ojos cuando ascendía a toda velocidad por la banda derecha, y envío un furtivo centro dirigido a la cabeza de un solitario Michael Barrios que, cual Clint Eastwood, desenfundó desde su cabeza un disparo inatajable para el portero, Eloy Room. A los 38 de la primer etapa, los de Texas se adelantaban en el tanteador y se iban a los vestuarios con sensación de superioridad.

El complemento fue intenso. Al minuto de su comienzo, Youness Mokhtar recibía dentro del área y remataba exactamente al mismo lugar del arco en el que ingresó el gol de Barrios. Definición de derecha al ángulo izquiero de Maurer, que ya estaba jugado a su primer palo. Columbus Crew parecía revivir, como aquél vaquero que sorprende a todos al tener un chaleco anti-balas debajo de su camisa. A base de buen fútbol, con Gyasi Zardes, el argentino Lucas Zelarrayán, y el portugués Pedro Santos en la ofensiva, la pandilla de Ohio soñaba con dar vuelta la historia en el lejano Oeste.

Pero rápidamente respondieron los vestidos de rojo. Cinco minutos más tarde, Afful (lateral derecho de la Crew) le cometió un penal infantil a Michael Barrios al disputar el balón en un centro. El central y capitán, Reto Ziegler se hizo cargo de capitalizarlo y convertirlo en gol. Llegaba el 2-1 y caía como un balde de agua fría en la cabeza de los jugadores dirigidos tácticamente por Caleb Porter.

Una vez más, la pandilla mostraría su peso. Todo su peso ofensivo se abalanzó por sobre el rival: el VAR le anulaba un verdadero golazo al interminable Zardes, y minutos después, a los 62, Pedro Santos le rompía la red a Maurer de un zurdazo. De esta manera, poniendo cifras finales en el Toyota Stadium y evitando que Columbus Crew perdiera la cima de la Conferencia Este. Por su parte, Dallas, que contó con la presencia argentina de Franco Jara (de gran temporada) en la delantera, se posiciona cada vez más cerca de asegurarse un lugar en los play-offs.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*