UNIÓN BERLÍN 4 – MAINZ 0: MENOS «MAINZ» QUE GANARON

Foto: @fcunion

Por: Marcelo Patroncini

Los Metalúrgicos golearon por 4 a 0 al Club de Carnaval en Kopenick y no sólo consiguieron la primera victoria de la temporada sino que cumplieron con la obligación de vencer a uno de los rivales más débiles que mostró, hasta el momento, el campeonato 2020/21 de la Bundesliga en Alemania. Tres derrotas en tres jugados para los de Maguncia que, de no enderezar el rumbo, tendrán complicada su permanencia en la elite.

Ganar o triunfar, no le quedaba otra al Union Berlín frente a un oponente plagado de falencias. Mainz 05 quedó al desnudo, una vez más, en una contienda donde prácticamente no pateó al arco, intentó muy poco, careció de rebeldía y se entregó rápidamente a un dueño que casa que menos mal que ganó para evitar comparaciones con los que marchan en el fondo de la tabla.

Triangulando, encontrando espacios, siendo concretos, los locales abrieron la cuenta a los 12 minutos gracias a un lindo centro pasado del holandés, Sheraldo Becker, que encontró por detrás de todos a Max Kruse pidiendo pista a lo loco. El ex delantero del Saint Pauli cabeceó la caprichosa con violencia y dejó sin reacción a Robin Zentner que ya iba, por vez primera, a buscarla al fondo de su cueva.

Sin desesperarse, Unión Berlín liquidó el pleito en la complementaria. Otra vez perdiendo en sus espaldas los defensores del Mainz, fue el danés, Marcus Ingvartsen quien se aprovechó del envío aéreo del austríaco, Christopher Trimmel, para pegarle de una y poner el 2 a 0 cuando iban 3 minutos de la complementaria. A esa altura, la visita, que no había hecho nada más que defenderse, sabía que viajaría para Maguncia con las manos vacías.

Pasado el cuarto de hora, y nuevamente en una pelota por elevación, el guardameta visitante fue a buscarla al fondo de su arco tras el cabezazo de un Marvin Friedrich que no sólo usó su metro noventa y tres para sobresalir sobre los otros cráneos sino que además saltó sin que nadie lo moleste para empezar a graficar las goleada en el An der Alten Försterei.

Y al rato, ni bien los ya derrotados movieron del medio, sufrieron el último tanto en su valla, dejando en claro cuán perdidos están en esta Bundesliga. El oriundo de Finlandia, Joel Pohjanpalo, le pifió en el primer remate, pero tuvo chance de marear a su marca, Alexander Hack, que ni sabía donde estaba la redonda. El nórdico, volvió a encontrarse con el esférico y no perdonó a un guardameta que nada pudo hacer rodeado de defensores sumamente peligrosos para él mismo.

Mainz 05 perdió los tres encuentros que disputó, fue goleado en todos, y recibió por segunda vez al hilo cuatro tantos en su arco. Más allá del complicado panorama para los de Maguncia, el que tenía la obligación de ganarles era Union Berlin que llegaba también sin triunfos pero de sacarle un empate al Borussia Mönchengladbach. Y el 4 a 0 trajo paz y felicidad para los de la capital de Alemania.