TIGRE 1 – GUARANÍ 3: LA «VICTORIA» A TODA «COSTAS»

Foto: @ClubGuarani

Por: Marcelo Patroncini

El Aborígen jugaba con el resultado puesto de la goleada que Palmeiras le propinó a Bolivar en tierras brasileras. Si bien la diferencia de tres puntos lo dejaban con un pie y medio al elenco de Gustavo Costas en octavos de final, sabía también el ex DT de Racing que debía evitar cualquier tipo de sufrimientos para cerrar la zona de grupos en la altura de La Paz. Así, la escuadra aurinegra, se calzó el overol en Victoria y derrotó al Matador por 3 a 1.

Tigre se despidió de la Copa Libertadores en condición de local. Enfocados en dar un batacazo y que los planetas estén alineados para arañar una plaza en la Sudamericana, la escuadra de Néstor Gorosito sumó una nueva derrota que prácticamente lo obligará a pensar en el regreso de la actividad oficial de la Primera Nacional. Guaraní, efectivo y punzante, demostró tener ganas de hacer historia en el certamen continental por excelencia.

No pasaba mucho en el José Dellagiovanna pero, la visita, era más clara. Después del cuarto de hora inicial, los de Costas generaron algo de peligro con una volea de Cristian Báez tras un córner desde la derecha que se fue apenas desviada. No obstante, en la siguiente jugada, tuvo revancha en una pelota parada casi calcada. Y, así, de un nuevo tiro de esquina fantástico de Rodney Redes llegó el cabezazo de Jhohan Romaña para sorprender en las alturas y marcar el 1 a 0.

Guaraní ganaba, controlaba el pleito, y desnudaba falencias en defensa de un rival que padecía cada vez que sus compatriotas, Nicolás Maná, y el ex Platense, Bautista Merlini, esbozaban algo en ofensiva. Sin embargo, Tigre, encontró el empate gracias a la mejor incorporación que tuvo en este receso. Faltaban diez para el entretiempo cuando el ex Chacarita Juniors, Ijiel Protti, le metió un gran pase al goleador, Pablo Magnín. El otrora Unión de Santa Fe y Sarmiento de Junín, quedó mano a mano y definió con un zurdazo ante la estéril respuesta de Gasper Servio.

Pero el 1 a 1 duraría poco en el tanteador para el dueño de casa. Y sin demasiado brillo pero con mucha efectividad, el conjunto paraguayo halló los caminos para bajarle la persiana al pleito en la complementaria. A los 8 minutos, otra vez con una fórmula repetida, Redes levantó un córner y ahora fue José Florentín quien peinó en el primer palo para vulnerar la resistencia de Gonzalo Marinelli.

El Matador, levantó cabeza, emparejó el pleito solo en las acciones, pero a cinco del final cometió un grosero error que acabó pagando carísimo. Los de «Pipo» Gorosito perdieron la pelota en un lateral para que Rodrigo Fernández, rápido de reflejos, descargue con Cecilio Domínguez. El habilidoso atacante que defendió la pilcha de Independiente de Avellaneda, esquivó al arquero, dejó en ridículo a Ezequiel Rodríguez, y cuando no tenía a quien más gambetear, definió con todo el arco a su merced para poner cifras definitivas.

Tigre, que para seguir con vida internacional y conseguir un cupo en la Sudamericana deberá vencer a Palmeiras en Brasil y esperar que Bolivar tropiece en La Paz, dejó otra pálida imagen y un rompecabezas que su entrenador deberá armar en el sector defensivo. Guaraní, que con el punto clasificaba a octavos, fue a buscar la «Victoria» a toda «Costas» y se llevó un notable 3 a 1 para tierras paraguayas que lo depositan dentro de los mejores dieciséis elencos del continente.