BOLOGNA 4 – PARMA 1: A LA BOLOGNESA Y SIN PARMESANO

Foto: @BfcOfficialPage

Los Galgos recuperaron la memoria tras el debut con derrota frente al Milan y vapulearon en la Emilia-Romaña a los Cruzados. El 4 a 1 favorable al elenco del magistral hombre de la boina, Sinisa Mihajlovic, dejó en el fondo de la tabla a los de Fabio Liverani que siguen sin sumar unidades en la Serie A de Italia.

Nadie hubiese imaginado el resultado del encuentro cuando, a los 2 minutos, Musa Barrow perdió una pelota en su propio campo, y el uruguayo, Gastón Brugman estuvo a nada de meterla en el fondo del arco. El mediocampista del Parma intentó definir de emboquillada ante Lukasz Skorupski que respondió de manera formidable para evitar la caída de la cueva del Bologna.

El dueño de casa, en un pleito bastante parejo, rompió el cero al cuarto de hora. De un córner desde la izquierda, apareció por detrás de todos Roberto Soriano quien, de palomita, infló las redes de Luigi Sepe para encaminar el rumbo de un conjunto que, a partir de ese entonces, comenzó a justificar la victoria.

El primer tiempo parecía tener mejor al Bologna que, de manera increíble, desperdiciaba el segundo en un centro del escocés, Aaron Hickey, que por un pelito no llegó a cabecear con destino de gol el africano Barrow. Claro que, en el área opuesta, el Parma también generaba lo suyo pero sin la inteligencia de su rival. El francés, Yann Karamoh pudo tener el empate pero se enroscó solito y desperdició una buena chance.

El segundo tanto de la tarde llegó por intermedio de un Soriano que a esa altura era una de las figuras indiscutidas de la noche en la Emilia-Romaña. A la media hora del juego, los de Mihajlovic sabían que la suerte estaba de su lado y así marchaban al descanso con la tranquilidad de la ventaja sobre los de Liverani.

Los Galgos apretaron el acelerador en la complementaria. Si bien la visita salió decidida a conseguir el descuento. A los 10 minutos y cuando menos lo merecía, Soriano hilvanó una linda jugada, frenó el ritmo por un segundo, y descargó para Andreas Skov Olsen. El danés, como una locomotora, se llevó el esférico entre los centrales, pisó el área grande, y puso el lapidario 3 a 0 en el Renato Dall’Ara que fue escenario del inolvidable Mundial de Italia 90.

A los vestidos de amarillo se les complicó el escenario cuando Simone Iacoponi vio la cartulina colorada. Sin embargo, con más garra que fútbol, habían logrardo descontar a través de Hernani aunque, después, tuvieron que soportar los embates de un dueño de casa como el mano a mano que tapó Sepe ante Nicola Sansone, y el que no pudo evitar cuando el ex Banfield y Huracán de Tres Arroyos, Rodrigo Palacio, le rompió el arco con un zurdazo en tiempo de descuento.

Parma, con dos derrotas, mostrando muy poco, y necesitando levantar cabeza, recibirá el domingo a uno de los líderes como el Hellas Verona. Bologna, que ganó 2 a 0, cosechó las primeras unidades de la temporada en una actuación notable que intentarán reiterar los de Cerdeña cuando visiten a Benevento en la Campania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *