BOCA JUNIORS 0 – LIBERTAD (PAR) 0: «SILVA» BAJITO A OCTAVOS

Foto: REUTERS

Boca Juniors estuvo lejos de su mejor rendimiento y aún así mereció el triunfo ante Libertad en La Bombonera. Fue un cero a cero con un sabor extraño pero con un resultado claro: el Xeneize aseguró su pase a octavos de final de la Copa Libertadores. El arquero uruguayo Martín Silva fue el responsable de la valla invicta paraguaya y de la igualdad con grandes atajadas durante todo el encuentro.

El Gumarelo se paró con otra prestancia tras la salida de Ramón Díaz y la llegada de Gustavo Morinigo. El equipo vestido de azul y oro igual se las ingenió para hacer temblar el arco rival: lo intentó Carlos Tévez, lo buscó Franco Soldano en dos oportunidades y probó de cabeza Carlos Izquierdoz. En todas las chances, Martín Silva se lució e impidió el gol local. Faltó eficacia en el conjunto de Miguel Ángel Russo que se fue apagando y hasta mostrando algunos errores en la defensa que, igualmente, redondeó una buena noche. Depende demasiado de «Carlitos», que volvió a jugar un buen partido, y de Eduardo Salvio, siempre activo por la banda derecha.

A pesar del repliegue de los paraguayos en el complemento, al equipo de la Ribera no le salieron bien las cosas. Tuvo la pelota y le costó entrarle a un planteo defensivo en modo de muralla. Russo mandó a Edwin Cardona, Walter Bou y Mauro Zárate y algunos aspectos cambiaron pero no demasiado. Frank Fabra probó la resistencia del palo, Lisandro López cabeceó afuera y Cardona volvió a demostrar que Silva estaba en su noche con una atajada con seguridad. La pelota fue del Xeneize aunque la claridad no le agarró la mano al equipo. Pasaron los minutos con el control total del dueño de casa y la resistencia visitante terminó llevándose un punto para pelear el otro lugar a la siguiente fase de la Libertadores.

Silbando bajito a octavos va Boca Juniors que no pudo ganar por el arquero charrúa Martín Silva. Gran noche del uruguayo que resistió y le regaló un punto a Libertad. Buen primer tiempo del Xeneize con fallas defensivas y un complemento que no convenció en el ataque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *