TENIS: DURO EXAMEN SUPERO GUIDO PELLA EN SU DEBUT

📸@ATPTour_ES

Guido Pella sacó adelante un duro compromiso ante el italiano Salvatore Caruso por la primera ronda de Roland Garros. El bahiense se impuso por 7-6(6), 6-7(4), 7-5 y 6-4 en un encuentro que tuvo una duración de tres horas y 45 minutos. En la próxima instancia, el argentino enfrentará al español Pablo Carreño Busta, vencedor del australiano John Millman.

Desde la reanudación misma del circuito, a Guido Pella se le ha hecho todo cuesta arriba, no ha conseguido regularidad en su juego y eso lo lleva a baches de los que no puede escapar fácilmente. Su paso por la burbuja de Nueva York fue realmente un calvario, a la polémica exclusión en el Masters 1000 de Cincinnati ante el “falso positivo” de Covid-19 que arrojó el test realizado a su fisioterapeuta, le siguió la prematura caída en el US Open, donde se presentó casi sin entrenamiento por el aislamiento obligatorio al cual fue sometido por la USTA como consecuencia de lo anterior.

En busca de agarrar ritmo de competencia, comenzó en Kitzbühel la gira europea de polvo de ladrillo, allí consiguió su primera victoria post intervalo por la pandemia, y aunque luego cayó ajustadamente con Feliciano López, se fue del Tirol austríaco dejando una imagen mejorada respecto a su presentación en Flushing Meadows. El sorteo del Masters 1000 de Roma no fue de lo más ameno para continuar afianzándose, el canadiense Denis Shapovalov puso la vara muy alta para el presente del bahiense en su debut en el Foro Itálico.

Con esos vaivenes tenísticos y emocionales, Guido Pella llegó a Roland Garros y en su primer encuentro, tendría enfrente al italiano Salvatore Caruso, un tenista aguerrido, combativo especialmente sobre esta superficie, no obstante, podría representar una buena medida para el argentino. Tal como se previa, el encuentro fue sumamente parejo, con un marcador cerrado de principio a fin y terminó definiéndose en un par de puntos que resultaron cruciales, un axioma del tenis que en la contienda que llevaron a cabo Guido Pella y Salvatore Caruso no hizo la excepción.

Guido Pella buscaba ser agresivo y, asi como conseguía tiros ganadores, también fallaba más de lo aconsejable, al punto de acumular 16 errores no forzados en los primeros siete juegos. El italiano sacó fruto de ese momento errático de su rival para quebrar en el séptimo game, aunque el marcador se emparejó en el juego siguiente y dirimieron el ganador del primer parcial en el tiebreak. El bonaerense se adelantó 4-1 con un winner a contrapié de su oponente, pero este se recupero y, adivinando la dirección de un smash del bahiense, sacó un passing shot que lo colocó a tiro de llevarse el set. Con dos buenos primeros servicios, Guido Pella dio vuelta la taba y, con un revés profundo sobre el fleje, en una hora y nueve minutos, abrochó en 8-6 la manga inicial.

Si el capítulo inicial fue equilibrado, en el segundo ni siquiera se produjeron quiebres de servicio, y con tan solo una chance que dispuso el argentino para hacerse de un juego de saque de su rival, llegaron nuevamente al desempate. Tal como ocurrió en el primer tiebreak, Guido Pella se adelantó en el marcador y se fue arriba 4-2, sin embargo, tras el cambio de lado, el bahiense falló en cinco puntos consecutivos permitiendo que Salvatore Caruso se imponga por 7-4 y deje la contienda igualada en un set por lado. La irregularidad en el juego del argentino se hace evidente en los 40 errores o forzados que acumuló en esos primeros dos parciales y la frustración se manifiesta en las facciones de su rostro.

La inercia del segundo set, el italiano la trasladó al siguiente episodio quebrando en cero el servicio del zurdo oriundo de Bahía Blanca, y aunque se recuperó rápido, volvió a tropezar con la misma piedra inmediatamente y su raqueta pagó las consecuencias de su desilusión. Caruso tuvo punto para set pero el bonaerense, tras salir de esa situación con una derecha cruzada, pudo hilvanar cuatro juegos consecutivos y quedarse con el parcial por 7-5 al irse largo el revés del europeo.

En cuatro oportunidades consecutivamente cedieron el servicio en el amanecer del cuarto capítulo. En todo momento, la paridad en el juego y en el marcador fue una constante en toda la contienda. Estando adelante 5-4, el argentino salió decidido a presionar desde la devolución misma, dispuso de triple pelota para match y, en la segunda de ellas, la derecha fallida del italiano le puso punto final a una extensa batalla de tres horas y 45 minutos de extensión.

Ha sido un duro examen el superado por Guido Pella en su debut en el Abierto de Francia, un paso adelante en su proceso en su juego y un respaldo importante en la recuperación de la confianza. El próximo partido del bahiense será otra prueba más exigente aún porque enfrente estará el experimentado español Pablo Carreño Busta, 18º en el ranking mundial y semifinalista recientemente en el U.S. Open. Será el primer encuentro entre el argentino y el asturiano que, e su debut derroto por 6-3, 6-2 y 7-5 al australiano John Millman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *