UNIÓN DE SANTA FE: «CANUTO» CAÑETE, PARA LA HISTORIA

Foto: @clubaunion

Un día volvió el fútbol local. De manera amistosa, a cuentagotas, o precisamente no justamente ese térmito. El diluvio suspendió todo lo que se jugaría en Buenos Aires pero, como la tempestad sacudió ayer a Rosario y hoy le dio algo de respiro, Newell´s y Unión de Santa Fe lograron iniciar un petit cotejo en el «Coloso», Marcelo Bielsa.

Sin público, jugándose dos tiempos de media hora, lo importante fue haber dado un paso vital para soñar con el regreso de la actividad en la República Argentina. Si bien Huracán, Gimnasia La Plata, Estudiantes de La Plata, Arsenal, San Lorenzo, Vélez, Argentinos Juniors, y Banfield se quedaron con las ganas, la realidad indicó que la Lepra y el Tatengue empezaron a calentar motores.

Y en esa necesidad imperiosa de gritar un gol, al menos por la pantalla, fue Martín Ezequiel Cañete, el primero el convertir en el ámbito local, por amistoso, y después de más de seis meses sin ver al menos un «picadito» entre dos escuadras del fútbol argentino. Si bien, esa marca la había batido Rafael Santos Borré con el tanto de River ante San Pablo por Copa Libertadores, en lo que respectaría a la Liga Profesional de Fútbol, el quiebre debería corresponderle al atacante surgido de la cantera de Boca Juniors.

Iban 2 minutos de una mañana gris en Rosario. En el Parque de la Independencia, los fanáticos rojinegros hacían sonar los fuegos de artificio dando el presente en una cancha ausente de público y periodistas. Desde la derecha llegó el corner de Javier Cabrera. Uno de los recientemente llegados, Fernando Márquez conectó el envío aéreo, Alan Agurre tapó como pudo, y en el rebote apareció el héroe de las redes para acabar con semejante sequía a pesar del diluvio que cayó en Santa Fe y en la provincia de Buenos Aires.

Cañete, autor del provisorio 1 a 0 en el Marcelo Bielsa, ya había jugado tres partidos con la pilcha de Unión de Santa Fe durante la última temporada de la Superliga. Su debut en el Tatengue fue ingresando la última media hora en el empate 0 a 0 con Central Córdoba de Santiago del Estero. Después tuvo mayor rodaje en Mendoza donde su equipo goleó a Godoy Cruz, y por último participó en la complementaria de lo que fue derrota ante Vélez en el 15 de abril. Hoy, medio año más tarde, convirtió un tanto que lo dejará en la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *