BRIGHTON 2 – MANCHESTER UNITED 3: EL DIABLO PAGA OTRA RONDA EN EL VAR

Foto: @ManUtd

Manchester United logró su primera victoria de la Premier en un partido con desenlace insólito. Brighton se lo empató sobre el cierre, el juez marcó el final y de inmediato fue advertido por el VAR sospechando mano en el área local. Kavanagh reactivó el juego y pitó el penal con el que los Diablos Rojos ganaron el duelo.

Brighton and Hove y Manchester United levantaron el telón de la tercera función de la Premier League en Sussex del este. Las Gaviotas dieron una mejor imagen en el primer tiempo, enmarcado en un duelo de ida y vuelta, genera situaciones claras en pies de Leandro Trossard, quien metió un shot en el poste y otro pegadito al hierro de un De Gea que las veía pasar.

A cinco del descanso Brighton abriría el marcador tras infracción de Bruno Fernandes a Tariq Lamptey en el área Roja. Neal Maupay cobró la boleta a lo Panenka, picando la pelota que infló la red a pura estética.

Ganaba Brighton pero Manchester lograría empatarlo segundos más tarde, con balón quieto. Fernandes cruzó el centro al poste opuesto, Matic tocó atrás recibiendo sobre la línea y Lewis Dunk la volcó, involuntariamente, contra propia puerta. 1-1.

Ya en el complemento el United salió a buscarlo y encontró alcanzando el minuto diez con un golazo de Marcus Rashford. El atacante rompió el velocidad atacando el espacio por vértice izquierdo, en la rápida salida visitante, pisó el para limpiar con doble gambeta a White y definió de derecha a gol.

Entonces lo que quedó de match fue la lucha de Brighton por volver a meterse en el score contra los espacios que Manchester United encontró para liquidar. En este ida y vuelta la más clara fue local, con Trossard metiendo otro tiro en el palo.

Pero las Gaviotas tuvieron recompensa en el cuarto de los cinco minutos adicionados, Alzate mandó el centro desde la derecha que picó en plena área chica y ubicó la solitaria aparición de Solly March por el poste opuesto; el extremo rubricó de cabeza el 2-2.

La acción siguió unos instantes más y el juez Kavanagh marcó el final luego que Harry Maguire metiera el cabezazo que Lamptey despejó sobre la línea de gol. Pero no terminó ahí, en la clásica postal del post-partido el juez se acercó al monitor del VAR, y tras ver lo ocurrido en ese último córner reactivó el juego sancionado penal por mano de Maupay, quien desvió tenuemente y con su puño el testazo de Maguire.

Bruno Fernandes tomó la insólita oportunidad con perfecto derechazo a pie abierto que se colgó contra el ángulo superior izquierdo del vencido Mat Ryan. Ganó Manchester United.

Los Diablos Rojos sumaron sus primeros puntos en la Premier, el próximo domingo 4 recibirán a Tottenham.

 Brighton perdió el punto que rescató de forma inédita, y el venidero sábado visitará a Everton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *